Deja un comentario

Un premio y las asechanzas

Norelys Morales/Blog Isla Mía

Ante el despliegue de una campaña mediática que no repara en gastos ni personajes implicando a figuras como Luis Almagro, Felipe Calderón y la hija del expresidente chileno Patricio Aylwin, Mariana Aylwin, vinculados a personajillos creados al efecto, he aquí algunos hechos que ofrece el blog Descubriendo Verdades, del analista Percy Alvarado Godoy.

Desde el pasado 14 de febrero, en  que los medios y la blogosfera contrarrevolucionaria anunciaron que la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (RedLad) –instrumento manipulado por la NED y la USAID norteamericanas–, presidida por Rosa María Payá, entregaría en La Habana al secretario general de la OEA Luis Almagro, el Premio Oswaldo Payá Sardiñas Libertad y Vida, comenzó una campaña mediática encaminada a presionar al gobierno cubano para que permitiera la entrada al país del alto funcionario y consumar de esta forma un show anticubano, al que se le pretendía dar toda la cobertura mediática  de los enemigos implicados en la guerra ideológica contra la Isla. Dicho premio había sido conferido a Almagro en diciembre pasado, así como  una mención de honor a título póstumo al ex presidente de Chile, Patricio Aylwin.

A partir del anuncio realizado por la oficina de prensa de la OEA de que el titular de este organismo viajaría a La Habana el 22 de febrero, el cabecilla Orlando Luis Pardo Lazo dio a conocer una petición en el sitio en Internet www.GoPetion.com recabando firmas de respaldo a la decisión de Almagro de viajar a la Isla  para recibir el galardón. La burda manipulación sobre el tema fue en aumento con la llegada a Cuba de Rosa María Payá, cuando Pardo Lazo denunció presuntas acciones de chantaje y presiones por parte del gobierno para impedir la realización de la ceremonia, con el envío de notas a las cancillerías de varios países latinoamericanos para presionar por la destitución de Luis Almagro como secretario general de la OEA, utilizando como elemento que Cuba frenaría el envío de médicos cubanos, profesores y deportistas a los países que recibieron a Rosa María Payá y su proyecto Cuba Decide.

Asimismo, las redes sociales, particularmente Twitter, así como los sitios Diario de Cuba y Martínoticias (también El Miami Herald, entre otros) comenzaron a arreciar dicha campaña mediática. En Twitter utilizaron las etiquetas #PremioPaya @Almagro_OEA2015 @maylwino @RosaMariaPaya @CubaDecide para crear un ambiente dirigido a viciar el tema de los DDHH en Cuba y tratar de presionar al gobierno cubano, para que permitiera el bochornoso evento contrarrevolucionario a celebrarse el miércoles 22 de febrero a las 11:00 de la mañana, en la casa de la familia Payá-Acevedo, en la Calle Peñón No. 221, entre Ayuntamiento y Monasterio, Cerro, La Habana.

La inclusión de diversas figuras políticas de países latinoamericanos como Chile y México, entre otros, así como medios de prensa y diplomáticos para participar en el evento obedeció al burdo chantaje de crear una compleja situación política al gobierno cubano, sobre todo ante el nuevo escenario de la existencia de una nueva administración en EEUU, así como el acercamiento en progreso entre Cuba y la UE. Esta maniobra de la contrarrevolución interna y externa siempre consideró la posibilidad de que Cuba, soberanamente, impidiera el arribo de personalidades como Mariana Aylwin y el ex presidente mexicano Felipe Calderón. Sin embargo, creyeron con ello buscar una forma para “legitimar” a esta supuesta oposición y sobredimensionar su rol mediático. A la par, también vender un falso ataque a “la sociedad civil” por parte de las autoridades. Un burdo plan lleno de incongruencias y mala fe.

Es válido recordar que ya en el mes de octubre de 2016, Luis Almagro y Rosa María Payá firmaron en Washington un convenio de colaboración por el fortalecimiento de la democracia en Las Américas, estableciendo las pautas para que la OEA cuestionara la gobernabilidad cubana, en una acción de abierta intromisión en los asuntos internos de la Isla.

Reitero, esta es una síntesis de los hechos. Veremos cómo sigue el show y la previsible respuesta de las autoridades cubanas, que más de una vez han reiterado que no quieren “pactos” con la OEA ni se dejarán chantajear.

Deja un comentario

La JuventudLAC otra tapadera de la CIA

paya-ciaPor: Julio Ferreira

La Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLAC) es una pseudo ONG creada en diciembre de 2014 a instancias de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) para dar cobertura a la labor subversiva que desarrolla en el continente Latinoamericano un grupo de jóvenes de filiación política conservadora.

Esa organización es financiada por la National Endowment for Democracy (NED, considerada hasta por The New York Times una filial de esa agencia de espionaje, la cual le destina altas sumas de dinero para subvencionar actividades subversivas y generar todo tipo de ataques mediáticos contra Cuba y otras naciones progresistas.

Esta falsa ONG viene como anillo al dedo a la Administración norteamericana y a sus servicios especiales para promover la desestabilización de países latinoamericanos y caribeños cuyos gobiernos no son del agrado de Washington, especialmente los que integran el ALBA.

La primera presidenta de la JuventudLAC fue la provocadora argentina y también agente de la CIA, Micaela Hierro Dori, quien en enero de 2013 fue denunciada por su participación en una confabulación con Lawrence Corwin, oficial de la CIA y ex funcionario de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana entre los 1998 y 2001, para boicotear la reunión de Jefes de Estado de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC).

La señora Hierro también tuvo una colaboración activa para garantizar la presencia de un grupo de contrarrevolucionarios cubanos en la Cumbre de Las Américas que se celebró en el 2014 en Panamá.

Su fallido propósito era lograr que los participantes en el Foro de la Sociedad Civil le exigieran al gobierno cubano la implementación de supuestos cambios en materia de derechos humanos y democracia.

Varios errores cometidos por Hierro Dori, incluyendo graves filtraciones dentro de su organización que comprometieron operaciones encubiertas contra Cuba y otros países del ALBA, fueron aprovechados por los patrocinadores de Rosa María Payá para convertirla en la nueva presidenta de JuventudLAC.

Ella viene utilizando a esa supuesta ONG como plataforma para promover su proyecto subversivo “Cuba Decide” que comenzó a impulsar luego de dar la espalda al grupo contrarrevolucionario creado por su padre y con el cual trata de convertirse en la “líder” de la contrarrevolución cubana. Para ello recibe de la NED y también de la ultraderecha cubano americana liderada por los congresistas de origen cubano altas sumas de dinero que le posibilitan realizar sus constantes y costosas giras internacionales.

Esta joven asalariada del gobierno norteamericano como presidenta de esa supuesta ONG y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, firmaron en octubre del pasado año un Acuerdo Marco de Cooperación, el cual fortalece la cobertura de la Juventud LAC para su labor subversiva, involucrándose en burdas provocaciones no solo contra Cuba sino también contra Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

Venezuela es uno de esos países que esa simulada ONG ha convertido en blancos permanentes de sus ataques en total sintonía con las posiciones estadounidenses y sus servicios especiales. Entre otras acciones han recogido firmas para apoyar la propuesta del Sr. Almagro, de aplicar a ese país la Carta Democrática Interamericana, la misma que la OEA olvidó totalmente cuando se produjeron los golpes de estado en Honduras, Paraguay y Brasil.

Ahora una nueva provocación anticubana ha sido montada por los servicios especiales norteamericanos utilizando como instrumentos a la JuventudLAC y a su presidenta. Para ello también cuentan con la entusiasta participación del secretario general de la OEA.

El plan consiste en que figuras de la derecha Latinoamérica de reconocidas posiciones anticubanas acompañen al Sr. Almagro en un viaje a Cuba donde se le entregaría un premio de la organización que ella preside en reconocimiento –según afirmó- a su “labor frente al régimen venezolano”.

El Sr. Almagro al aceptar recibir ese premio por sus constantes ataques al Gobierno venezolano – y de paso importunar y provocar a Cuba-, deja una clara evidencia que está ejerciendo su cargo de secretario general de la OEA con motivaciones políticas definidas y en correspondencia con las posiciones norteamericanas.

En la preparación de ese plan también han estado involucrados los congresistas de origen cubano, así como también el terrorista y agente de la CIA Carlos Alberto Montaner, quien además se conoce ha venido apadrinando a Rosa María Payá.

En fin, como dice un viejo refrán “Dios los cría y el Diablo los junta”; aunque éste último, además, les crea tapaderas.

Fin.

Deja un comentario

El falso pacifismo de Rosa María Payá y su coqueteo con terroristas

paaya-y-manuelPercy Alvarado/Descubriendo Verdades

La frustrada maniobra anticubana que dejó prácticamente sola y abandonada a Rosa María Paya, al ser negada la visa a Mariana Aylwin, Felipe Calderón, Luis Almagro y otros personajillos de menor calaña, no deja de ocultar que los “muchachos” de la JuventudLAC que capitanea Rosita, a la par de ella, se codean con terroristas para lograr el protagonismo que ansían. Otra frustrada viajera al show de hoy lo fue la nicaragüense Edipcia Dubón, quien no pudo concretar su visita a La Habana para prestarse al controvertido show.

Dime con quién andas y te diré quién eres, reza un viejo refrán, Edipcia y Rosa María no han tenido recato alguno de justificar su dudoso pacifismo al codearse con criminales y terroristas como es el caso de Manuel Alzugaray Pérez, cubano radicado en USA y quien cuenta con un amplio historial delictivo. Al triunfo de la revolución, Alzugaray fue uno de los cabecillas del grupo terrorista Directorio Revolucionario Estudiantil (DRE), siendo detenido por sus actividades conspirativas. Luego de fugarse, se trasladó en 1962 a Miami, alistándose en el Army. Luego de dejar el ejército fue reclutado por la CIA y trabajó para la misma en el buque madre “Rictag” en 1967, participando en agresiones contra Cuba.

Luego de culminar sus estudios de medicina en 1970, se especializó en ortopedia, siendo uno de los fundadores del Miami Medical Team Foundation (MMTF), apoyando en la década de los 80 a los contras nicaragüenses y a las fuerzas de la UNITA en Angola con posterioridad. Mantuvo fuertes vínculos con terroristas como Enrique Bassas, involucrado con Posada carriles en planes de atentado contra Fidel Castro. Ya en el 2006, siendo jefe del MMTF, llevó a su organización como invitada a una de las cinco comisiones creadas por George W. Bush para atender el tema Cuba.

Activo promotor del terrorismo no ha vacilado en apoyar a cualquier situación de contingencia dentro de Cuba para derrocar a la revolución. En tal sentido se demostró sus vínculos con los terroristas detenidos en Villa Clara en 2014 –Raibel Pacheco Sánchez, José Ortega Amador, Félix Monzón Álvarez (Félix Rodríguez) y Raúl González (Isidro Moscú) – involucrados en planes de atentado contra instalaciones de las FAR y el MININT.

En el 2015, Alzugaray y el connotado terrorista Santiago Álvarez Fernández-Magriñá planificaron acciones violentas contra la delegación cubana, particularmente contra el Presidente de Cuba, durante su visita a Nueva York.

Al conocer estos vínculos se pone en duda el pacifismo del proyecto de la Payá y su sinceridad en un próspero destino para Cuba.

Deja un comentario

NO a la ofensiva intervencionista en Venezuela

info-venezuelaStella Calloni/Resumen Latinoamericano

En el marco de una nueva y brutal  avanzada de  Estados Unidos contra Venezuela, Lilian Tintori, esposa del golpista opositor detenido Leopoldo López, ligado desde hace tiempo a la inteligencia estadunidense, acaba de solicitar la intervención contra su país al pedir al presidente Donald Trump “acciones no sólo palabras “ sobre Venezuela.

En un acto en Washington, dijo que Estados Unidos reconoce que el gobierno venezolano “es delincuente y narcotraficante. Es importante porque ahora la gente sabe que es una dictadura”.

En las circunstancias del intervencionismo constante de Estados Unidos contra Venezuela  donde financia, asesora y dirige un golpismo permanente- que ha cobrado decenas de víctimas y graves daños económicos y sociales- el pedido de Tintori, debe ser considerado  lisa y llanamente como un acto de traición a la patria.

¿Qué pide Tintori en reemplazo de las palabras y las acciones  ilegales e  injerencistas,  la guerra económica y  la actividad de contrainsurgencia contra su país ?. Lo que está pidiendo es una intervención militar de Estados Unidos, el viejo sueño de la oposición venezolana, burda y mediocre, que a pesar de los millones de dólares que recibe de Washington no ha podido cumplir con la orden de derrocar a Maduro y destruir la revolución bolivariana..

¿Qué hubiera sucedido si  Leopoldo López, si fuera estadounidense y un día hubiera salido  a la calle para dirigir una movilización con el objetivo de derrocar a Barack  Obama o a Donald Trump?.

“No nos vamos de la calle hasta no sacar a Maduro”, dijo Leopoldo López, ante las cámaras de televisión  en febrero de 2014 , lo que indicaba claramente que no se refería a una marcha pacífica. A partir de ese  12 de febrero la violencia se apoderó de las calles, edificios públicos y universidades  quemadas,  barrios tomados, muertos de certeros balazos de francotiradores, ataques múltiples, guarimbas protegidas por alcaldes  de los barrios ricos, alentando otras movilizaciones en el interior del país  no menos violentas. Las protestas  dejaron un trágico saldo de  43 muertos, más de mil heridos y  detenidos. Según López esta era una protesta pacífica “en el marco de la Constitución”. Los muertos y los cuantiosos daños económicos mostraron todo lo contrario.

Ahora no es coincidencia que Tintori, que recorre el mundo con ayuda de las “buenas” Fundaciones y ONGs de Estados Unidos solicita a Trump acciones no palabras, después que la oficina para el Control de Activos Extranjeros, dependencia del Tesoro   del gobierno de EEUU acusó el lunes 13 de febrero de narcotraficante al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami,  y de amparar el narcotráfico mencionando como cómplices y colaboradores a  traficantes y organizaciones a los que este mismo funcionario se dedicó a perseguir y expulsar de Venezuela cuando era Ministro del Interior, del gobierno de Hugo Chávez Frías , entre 2008 y 2013.

Gravísima y falsa acusación donde además hacen referencia a nexos que tendría El Aissami  nada menos que con el supuesto “cartel de las drogas” mexicano , el grupo Zeta, en realidad paramilitares de ese país, y también ligándolo Daniel Barrera Barrera (alias “El Loco Barrera”) un jefe colombiano de las drogas, y  a otros de la misma calaña.

El paramilitar grupo Zeta en México, fue precisamente instruido  por los Kaibiles guatemaltecos, los mayores asesinos de ese país. El general Otto Pérez Molina, elegido presidente de Guatemala  en 2012, con una larga historia represiva detrás, entrevistado por la periodista mexicana Carmen Aristegui, en CNN, a poco tiempo de asumir su cargo , dijo públicamente que los Zetas eran “fuerzas especiales mexicanas”, que habían sido instruidos por los kaibiles en territorio guatemalteco, cuando el  era jefe militar de este grupo.

Los Kaibiles son considerados “fuerzas de elite” del ejército guatemalteco, entrenados por los boinas verdes de Estados Unidos. La historia de sus crímenes contra el pueblo guatemalteco es una de las más siniestras de América Latina.

El Tesoro de EE:UU sabe muy bien estas historias, y han armado una acusación montada sobre elementos falsos que  puede ser asimilada con la acusación a Irak de tener armas de destrucción masiva  que el gobierno de Estados Unidos utilizó para aterrorizar a su propia población y bajo ese argumento reconocidamente falso invadió, destruyó  y ocupó ese país desde 2003 , cometiendo un verdadero genocidio.

Conjuntamente con esta falsa acusación, que puede ser desbaratada en minutos, pero que está siendo utilizada para argumentar  una posible intervención  militar a Venezuela , que ya ha planeado el Comando Sur desde hace tiempo, aparece la inefable cadena televisiva CNN, partícipe necesaria de todo tipo de guerra psicológica, con  el disparo del primer misil  que es siempre mediático.

Completando el esquema de ataque por varios frentes  la CNN presenta un  informe titulado “Pasaportes en la sombra”, para acusar a Venezuela de estar conspirando y mantener vínculos con el “terrorismo internacional”, el argumento perfecto para todo tipo de intervención de Estados Unidos y sus socios.

Ahora resulta que Venezuela apoya al Estado Islámico (ISIS), creado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel,  en una increíble novela negra acudiendo a  supuestos testimonios o voceros que califican de “autorizados”, uno de los cuáles es nada menos que Roger Noriega  ex embajador de Estados Unidos en la OEA y uno de los más activos apoyos al golpe de Estado de abril de 2002 contra el ex presidente Hugo Chávez Frías, y la Revolución Bolivariana.

El mismo Roger Noriega advertía el 10 noviembre 2011  que “el equipo internacional de médicos a cargo del tratamiento contra el cáncer de Hugo Chávez no espera que pueda sobrevivir más de seis meses”, especulación que da como cierta y propone en un artículo publicado en la Inter American Security Watch,  a Estados Unidos prepararse para intervenir en Venezuela.

Noriega,  ex Subsecretario de Estado norteamericano para Asuntos Occidentales y aliado a la mafia terrorista  cubano-americana en Miami, como los criminales Luis Posada Carriles y otros, es un permanente conspirador contra los gobiernos auténticamente populares en América Latina  y acude al actual presidente Donald Trump apoyado por el senador cubano americano de Florida, Marco Rubio,  otro eterno conspirador contra Cuba, apoyo de golpistas latinoamericanos y amigo de los mercenarios del ISIS con los que se han reunido en  Miami, festejando los crímenes de las invasiones coloniales de los últimos tiempos.

En el 2003  apoyó a Noriega cuando ya acusaba al fallecido presidente Chávez –nada menos que en el Washington Post- de dirigir “una red de terror” en nuestra región.

Cuando Nicolás Maduro era presidente interino de Venezuela en 2013  y candidato oficialista  denunció que los ex embajadores estadounidenses Roger Noriega y Otto Reich, junto con la “derecha salvadoreña”, estaban detrás de una conspiración para asesinarlo y sabotear la red eléctrica del país antes de las elecciones del 14 de abril de ese año, lo que se comprobó, como otros intentos de magnicidio.

En su edición del domingo, 20 de marzo, el diario más influyente de la capital estadounidense publicó entonces un articulo titulado “¿Existe una red de terror de Chávez a las puertas de Estados Unidos?” en el cual el ex alto funcionario de origen cubano, llamaba al presidente Barack Obama a vigilar una supuesta conspiración entre Venezuela e Irán. Estimaba que debía “centrar la atención en la región y dentro de su administración en el hecho de que Irán y Venezuela están conspirando para sembrar la marca del terrorismo de Teherán en el Hemisferio Occidental”.

Luego publicó duras críticas a las reuniones de enviados de Washington como Thomas Shanon a dialogar en el presidente Maduro y Diosdado Cabello, acusado también de narcotraficante. La furia de Noriega era ilimitada cuando, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), reconoció al gobierno de Venezuela por cumplir con la meta del milenio de la ONU de reducir a la mitad la desnutrición y  acusó: “al parecer, esa organización es tan corrupta como el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que sirve como plataforma para los peores violadores de estos derechos en el mundo”. Asi escribía Roger Noriega.

Ahora parece  querer transformarse en un asesor “indispensable” en la política exterior de Trump. El pasado 6 de febrero comenzó su campaña de hostigamiento contra el gobierno de El Salvador. Las acusaciones son tremendistas. “Las políticas de persecución, la criminalidad dentro del gobierno y la actitud anti Estados Unidos del presidente Salvador  Sánchez Cerén no pueden  ni deben ser respaldadas por nuestras instituciones ni por los impuestos de los estadounidenses”, afirma Noriega  en “El Nuevo Herald” de Miami lanzando  todo tipo de acusaciones contra ese gobierno al que también acusa por su amistad con Venezuela.

También Noriega y el verdadero equipo terrorista de Washington están detrás del informe trasmitido  por CNN colocando a Venezuela como cómplice de la venta de pasaportes a personas relacionadas con el terrorismo y el narcotráfico.  Una de las fuentes citadas es un ex funcionario de la embajada de Venezuela en Bagdad Misael López, quien según CNN fue incorporado al servicio exterior venezolano en mayo de 2013 y fue consejero en la embajada de Irak hasta septiembre de 2015.

Mencionan  al vicepresidente Tareck El Aissami, en esta nueva acusación, que es a todas luces insostenible. La reacción venezolana fue inmediata con la acusación de la canciller Delcy Rodríguez, a  CNN considerando que el informe es una   típica “propaganda de guerra” contra su país al intentar vincular al gobierno con un presunto tráfico de pasaportes al servicio del terrorismo internacional.

Esto sucede en  momentos en que Venezuela está bajo hostigamiento permanente de una guerra contrainsurgente que no da respiros y que va hacia acciones cada vez más violentas. Ningún país en esas condiciones permitiría que un medio que representa la voluntad de los atacantes  realice una acusación que es un llamado a la guerra, lo que se une a toda la  movilización que  se registra en el  mundo contra ese país. Esto se advierte en la  fuerte intervención de la derecha internacional, cuya mejor expresión es el gobierno derechista de España y sus medios de incomunicación masiva.

Venezuela tiene toda la razón  de actuar en defensa de su país, de su pueblo, de su tertritorio, es un derecho básico. La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) mediante un  comunicado acordó iniciar procedimiento administrativo para sancionar esta acción de guerra de CNN tomando las consecuentes medidas cautelares.

“Tal procedimiento obedece al contenido que viene difundiendo la citada cadena de noticias de forma sistemática y reiterada en el desarrollo de su programación diaria de la cual se desprenden contenidos que constituyen agresiones directas que atentan contra la paz y la estabilidad democrática del pueblo venezolano”  generando un clima de intolerancia, cuando sin argumento probatorio difaman y distorsionan la verdad,  que en realidad incitan a  agresiones externas en contra de la soberanía de Venezuela.

Ante esta situación  los pueblos de América Latina y el mundo deben impedir cualquier movimiento que signifique un intento de ir más lejos en la guerra contrainsurgente que se nos está aplicando y recordar que el presidente Trump ofreció tropas estadounidenses al gobierno mexicano, a pesar de que es el Pentágono el que dirige la falsa guerra contra el narcotráfico, que ha dejado miles de muertos y desaparecidos  en el país azteca. A Trump le están pidiendo que intervenga en Venezuela. Eso significaría abrir a las intervenciones directas estadounidense en América Latina,  cuando no pueda lograr sus objetivos de recolonizar y controlar a toda la región. Hay que detener  esta ofensiva, si queremos sobrevivir libres y al fin soberanos en un mundo incierto, donde aún somos una esperanza en nuestra región.

Deja un comentario

Vivimos bajo el control de una especie de Imperio de la Vigilancia

"Hay que rendirse a la evidencia: aquí y ahora vivimos bajo el control de una especie de Imperio de la vigilancia".
Durante mucho tiempo, la idea de un mundo “totalmente vigilado” ha parecido un delirio utópico o paranoico, fruto de la imaginación más o menos alucinada de los obsesionados por los complots. Sin embargo, hay que rendirse a la evidencia: aquí y ahora vivimos bajo el control de una especie de Imperio de la Vigilancia. Sin que nos demos cuenta, estamos, cada vez más, siendo observados, espiados, vigilados, controlados, fichados. Cada día se perfeccionan nuevas tecnologías para el rastreo de nuestras huellas. Empresas comerciales y agencias publicitarias cachean nuestras vidas. Con el pretexto de luchar contra el terrorismo y otras plagas[1], los gobiernos, incluso los más democráticos, se erigen en Big Brother, y no dudan en quebrantar sus propias leyes para poder espiarnos mejor. En secreto, los nuevos Estados orwelianos intentan, muchas veces con la ayuda de los gigantes de la Red, elaborar exhaustivos ficheros de nuestros datos personales y de nuestros contactos [2], extraídos de los diferentes soportes electrónicos.

Tras la oleada de ataques terroristas que desde hace veinte años viene golpeando ciudades como Nueva York, Washington, París, Toulouse, Bruselas, Boston, Ottawa, Oslo, Londres, Madrid, Túnez, Marrakech, Casablanca, Ankara, etc., las autoridades no han dejado de utilizar el enorme pavor de una sociedad en estado de shock para intensificar la vigilancia y reducir, en la misma proporción, la protección de nuestra vida privada.

Que se entienda bien: el problema no es la vigilancia en general; es la vigilancia clandestina masiva. Ni que decir tiene que en un Estado democrático las autoridades están completamente legitimadas para vigilar a cualquier persona que consideren sospechosa, apoyándose en la ley y con la autorización previa de un juez. Como dice Edward Snowden:

No hay problema cuando se trata de escuchas telefónicas a Osama Bin Laden. Los investigadores pueden hacer este trabajo mientras tengan permiso de un juez –un juez independiente, un juez de verdad, no un juez anónimo–, y puedan probar que hay una buena razón para autorizar la escucha. Y así es como se debe hacer. El problema surge cuando nos controlan a todos, en masa y todo el tiempo, sin una justificación precisa para interceptar nuestras comunicaciones, sin indicio jurídico alguno que demuestre que hay una razón plausible para violar nuestros derechos[3].

Con la ayuda de algoritmos cada vez más perfeccionados, miles de investigadores, ingenieros, matemáticos, estadísticos, informáticos, persiguen y criban las informaciones que generamos sobre nosotros mismos. Desde el espacio nos siguen satélites y drones de mirada penetrante. En las terminales de los aeropuertos, escáneres biométricos analizan nuestros pasos, “leen” nuestro iris y nuestras huellas digitales. Cámaras infrarrojas miden nuestra temperatura corporal. Las pupilas silenciosas de cámaras de video nos escudriñan en las aceras de las ciudades o en los pasillos de los supermercados[4]. Nos siguen la pista también en la oficina, en las calles, en el autobús, en el banco, en el metro, en el estadio, en los aparcamientos, en los ascensores, en los centros comerciales, en carreteras, estaciones, aeropuertos…

Además, con el desarrollo en marcha de la “Internet de las cosas”, muchos elementos de nuestro hogar (refrigerador, botiquín, bodega, etc.), incluso nuestro vehículo[5], van a poder suministrar también informaciones valiosas sobre nuestras costumbres más personales.

Hay que decir que la inimaginable revolución digital que estamos viviendo, y que trastoca ya tantas actividades y profesiones, también ha desbaratado completamente el campo de la información y el de la vigilancia. En la era de Internet, la vigilancia se ha vuelto omnipresente y totalmente inmaterial, imperceptible, indetectable, invisible. Además, ya es, técnicamente, de una excesiva sencillez.

Software espía

"El editor de la página que visitamos vende a potenciales anunciadores informaciones que nos afectan, recogidas sobre todo por las cookies".

Ya no son necesarios toscos trabajos de albañilería para instalar cables y micros, como en la célebre película La conversación[6], en la que un grupo de “fontaneros” presenta, en un Salón dedicado a las técnicas de vigilancia, chivatos más o menos chapuceros, equipados con cajas rebosantes de hilos eléctricos, que había que disimular en las paredes o bajo los techos… Varios estrepitosos escándalos de la época –el caso Watergate[7], en Estados Unidos; el de los “fontaneros del Canard[8]”, en Francia–, fueron fracasos humillantes de los servicios de información, que mostraron los límites de estos viejos métodos mecánicos, fácilmente detectables y perceptibles.

En la actualidad, poner a alguien bajo escucha es asombrosamente fácil, y está al alcance de cualquiera. Quien quiera espiar su entorno encuentra una larga lista de opciones[9] de libre acceso en el comercio. En primer lugar, manuales de instrucción muy didácticos “para aprender a seguir la pista y espiar a la gente[10]”. Y al menos media docena de software espías (mSpy, GSmSpy, FlexiSpy, Spyera, EasySpy) que “leen” sin problemas el contenido de los teléfonos móviles[11]: sms, correos electrónicos, cuentas en Facebook, WhatsApp, Twitter, etc.

Con el impulso del consumo “en línea” se ha desarrollado considerablemente la vigilancia de tipo comercial, que ha generado un gigantesco mercado de datos personales, convertidos en mercancía. Cuando nos conectamos a una web, las cookies[12] guardan en la memoria el conjunto de las búsquedas realizadas, lo que permite establecer nuestro perfil de consumidor. En menos de veinte milisegundos, el editor de la página que visitamos vende a potenciales anunciadores informaciones que nos afectan, recogidas sobre todo por las cookies. Apenas algunos milisegundos después, aparece en nuestra pantalla la publicidad que supuestamente tiene más impacto en nosotros. Y ya estamos definitivamente fichados[13].

Una alianza sin precedentes

"Las nuevas empresas, como Google, Apple, Microsoft, Amazon y más recientemente Facebook han establecido estrechos lazos con el aparato del Estado en Washington, especialmente con los responsables de la política exterior".

En cierto modo, la vigilancia se ha “privatizado” y “democratizado”. Ya no es un asunto reservado únicamente a los servicios gubernamentales de información. Aunque, gracias también a las estrechas complicidades que los Estados han entablado con las grandes empresas privadas que dominan las industrias de la informática y de las telecomunicaciones, su capacidad en materia de espionaje de masas ha crecido de forma exponencial. En la entrevista con Julian Assange que publicamos en la segunda parte de este libro, el fundador de WikiLeaks[14] afirma:

Las nuevas empresas, como Google, Apple, Microsoft, Amazon y más recientemente Facebook han establecido estrechos lazos con el aparato del Estado en Washington, especialmente con los responsables de la política exterior. Esta relación se ha convertido en una evidencia […]. Comparten las mismas ideas políticas y tienen idéntica visión del mundo. En última instancia, los estrechos vínculos y la visión común del mundo de Google y la Administración estadounidense están al servicio de los objetivos de la política exterior de los Estados Unidos[15].

Esta alianza sin precedentes –Estado + aparato militar de seguridad + industrias gigantes de la Web– ha creado este Imperio de la vigilancia cuyo objetivo claro y concreto es poner Internet bajo escucha, todo Internet y a todos los internautas.

En esta situación, es necesario tener en cuenta dos ideas muy concretas:

1- El ciberespacio se ha convertido en una especie de quinto elemento. El filósofo griego Empédocles sostenía que nuestro mundo estaba formado por una combinación de cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego. Pero el surgimiento de Internet, con su misterioso “interespacio” superpuesto al nuestro, formado por miles de millones de intercambios digitales de todo tipo, por su streaming y su clouding, ha engendrado un nuevo universo, en cierto modo cuántico, que viene a completar la realidad de nuestro mundo contemporáneo como si fuera un auténtico quinto elemento.

En este sentido, hay que señalar que cada uno de los cuatro elementos tradicionales constituye, históricamente, un campo de batalla, un lugar de confrontación. Y que los Estados han tenido que desarrollar componentes específicos de las fuerzas armadas para cada uno de estos elementos: el ejército de Tierra, el ejército del Aire, la Armada y, con carácter más singular, los bomberos o “guerreros del fuego”. De manera natural, desde el desarrollo de la aviación militar en 1914-1918, todas las grandes potencias han añadido hoy, a los tres ejércitos tradicionales y a los combatientes del fuego, un ejército cuyo ecosistema es el quinto elemento: el ciberejército, encargado de la ciberdefensa, que tiene sus propias estructuras orgánicas, su Estado mayor, sus cibersoldados y sus propias armas: superordenadores preparados para librar la ciberguerra digital[16] en el ámbito de Internet.

2- Internet se ha centralizado. Al principio, se percibió la Red como una explosión de posibilidades de expresión individuales, que permitía escapar de la dependencia de los monopolios estatales (correos, telégrafo, teléfono), de los gigantes de las telecomunicaciones y de los grandes medios de comunicación dominantes (prensa, radio, televisión). Era sinónimo de libertad, de evasión, de creatividad. Veinticinco años después, la Red está a punto de sufrir una violenta centralización en torno a ciertas colosales empresas privadas: las GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft), todas estadounidenses, que, a escala planetaria, acaparan las diferentes facetas de la Red, y de las que son extraordinariamente dependientes los aproximadamente 3 mil quinientos millones de internautas, quienes, a su vez, las alimentan con todos sus datos personales. Y de este modo, las enriquecen descomunalmente.

Para las generaciones de menos de 40 años, la Red es sencillamente el ecosistema en el que han madurado su pensamiento, su curiosidad, sus gustos y su personalidad[17]. Para ellos, Internet no es sólo una herramienta autónoma que se utiliza para tareas concretas. Es una inmensa esfera intelectual, en la que se aprende a explorar libremente todos los saberes. Y, al mismo tiempo, un ágora sin límites, un foro donde la gente se encuentra, dialoga, intercambia y adquiere cultura, conocimientos y valores, generalmente compartiéndolos.

Para estas nuevas generaciones, Internet representa lo que para sus antepasados fueron simultáneamente la Escuela y la Biblioteca, el Arte y la Enciclopedia, la Ciudad y el Templo, el Mercado y la Cooperativa, el Estadio y el Escenario, el Viaje y los Juegos, el Circo y el Burdel… Es tan fabuloso que “por el placer de evolucionar en un universo tecnológico, el individuo no se preocupe de saber, y aún menos de comprender, que las máquinas gestionan su vida cotidiana. Que cada uno de sus actos y gestos es registrado, filtrado, analizado y, eventualmente, vigilado. Que, lejos de liberarle de sus ataduras físicas, la informática de la comunicación constituye sin duda la herramienta de vigilancia y control más formidable que el hombre haya puesto a punto jamás[18]”.

Y esto no ha acabado. Ya que, insaciables, los gigantes de la Red quieren ahora extender su dominio al conjunto de la humanidad, con el pretexto de la emancipación y la liberación. Paul Virilio, al evocar las catástrofes industriales, que son por definición contemporáneas a la era industrial, nos ha enseñado que, por ejemplo, la invención del ferrocarril conllevó simultáneamente la invención de los accidentes de tren. Con la Web pasa algo parecido. La catástrofe industrial de Internet es la vigilancia masiva, de la que solo escapan –consuelo de pobres– los que no tienen Internet; es decir, alrededor de la mitad de los habitantes del planeta.

Pero los gigantes de la Red –Google, Facebook y, concretamente, Microsoft– quieren acabar con esta injusticia: “Si conectamos a Internet a los cuatro mil millones de personas que no tienen acceso a la Red, tenemos la oportunidad histórica de educar al conjunto del mundo en las próximas décadas”, ha declarado, por ejemplo, el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg[19].

El 26 de septiembre de 2015, Zuckerberg, Bill Gates, fundador de Microsoft, Jimmy Wales, fundador de Wikipedia y otros[20] insistieron ante la ONU, inscribiendo su posición en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible fijados por las Naciones Unidas para erradicar la pobreza extrema hasta el año 2030[21]: “Internet pertenece a todo el mundo, por lo tanto debe ser accesible a todo el mundo[22]”. Aunque Facebook no había esperado para lanzar, en agosto de 2013, Internet.org, una aplicación para smartphones que permite a las poblaciones de los países pobres acceder gratuitamente a la red Facebook y a una selección de unos cuarenta sitios web, Wikipedia entre ellos[23].

Por su parte, Alphabet (Google) ha puesto a punto su propio proyecto de ampliar al mundo entero el acceso a Internet. Para proporcionar gratuitamente a los ‘condenados de la Tierra’ los beneficios de su motor de búsqueda, esta empresa global cuenta sobre todo con apoyarse en su programa Loon: globos de helio instalados en la estratosfera.

Sin dudar en absoluto de la intención de estos gigantes de la Red de mejorar el destino de la humanidad, podemos preguntarnos si no les motivan también consideraciones más comerciales, puesto que la principal riqueza de estas empresas ineludibles -casi en situación de monopolio planetario- es el número de conectados. Facebook o Google, por ejemplo, no venden nada a los internautas; venden sus miles de millones de usuarios a los anunciantes publicitarios. Es lógico, por lo tanto, que, a partir de ahora, quieran venderles todos los habitantes de la Tierra. Simultáneamente, cuando el mundo entero esté conectado, podrán transmitir a la NSA, en una doble operación, todos los datos personales de todos los habitantes de la Tierra … ¡Bienvenidos al Imperio de la vigilancia!

Notas

[1] Julian Assange afirma que las democracias se enfrentan, de hecho, a los “cuatro jinetes del Infocalipsis”: el terrorismo, la pornografía infantil, el blanqueo de dinero y las guerras contras la droga y el narcotráfico. Cada una de estas plagas, a las que evidentemente hay que combatir, sirve también de pretexto para reforzar permanentemente los sistemas de vigilancia global sobre las poblaciones. Cf.Julian Assange y Jacob Apppelbaum, Andy Müller-Maughn y Jérémie Zimmerman, Ménace sur nos libertés. Comment Internet nus espionne. Comment résister.

[2] Se trata esencialmente de informaciones que permiten identificarnos, ya sea directa o indirectamente. A saber: nombre y apellidos, foto, fecha y lugar de nacimiento, estado civil, dirección postal, número de de la seguridad social, número de teléfono, número de tarjeta bancaria, placa de la matrícula del vehículo, correo electrónico, cuentas de redes sociales, dirección IP del ordenador, grupo sanguíneo, huellas digitales, huella genética, elementos de identificación biométrica, etc.

[3] Katrina van den Heuvel y Stephen F. Cohen, “Entrevista con Edward Snowden”, Nueva York, The Nation, 28 de octubre de 2014. Le Monde diplomatique en español, octubre de 2015.

[4] Como se puede ver claramente en la película, de Stéphane Brizé, La Loi du marché, 2015.

[5] Cf. “La voiture, cette espionne”, Le Monde, 2 de octubre de 2015.

[6] Francis Ford Coppola, 1973.

[7] El caso Watergate fue un asunto de espionaje político con múltiples ramificaciones, que empezó con la detención, en 1972, de falsos ladrones que habían colocado micros en el interior del edifico Watergate, en Washington, en las oficinas del Partido Demócrata, y desembocó en la dimisión del presidente Nixon, a la sazón presidente de Estados Unidos, en 1974.

[8] Escándalo político bajo la presidencia de Georges Pompidou: en diciembre de 1973, en París, se descubrió en los locales del semanario satírico Le Canard enchaîné un sistema de escuchas que habían colocado una decena de agentes de la Dirección de la Vigilancia del Territorio (DST: siglas en francés), disfrazados de fontaneros.

[9] Aunque, en Francia, el artículo 226-1 del Código Penal impone una pena “de un año de prisión y 45.000 euros de multa por atentar voluntariamente, mediante cualquier procedimiento, contra la intimidad de la vida privada de otro: captando, grabando o transmitiendo, sin el consentimiento de su autor, palabras pronunciadas a título privado o confidencial; fijando, grabando o transmitiendo, sin su consentimiento, la imagen de una persona mientras se encuentra en un lugar privado”.

[10] Léase, por ejemplo, Charles Cohle, Je sais qui vous êtes. Le manuel d’espionnage sur Internet, Nantes, Institut Pandore, 2014.

[11] Incluso existen “comparadores de software de vigilancia” que la publicidad presenta de esta manera: “Un comparador claro y completo de los programas chivato para el móvil, que le permitirá elegir y poder tomar una decisión acertada y económica antes de comprar su aplicación de localización”. Cf. http://www.smartsupervisors.com/

[12] La cookie equivale a un pequeño archivo de texto almacenado en el terminal del internauta. Permite a los programadores de sitios de Internet conservar los datos del usuario con el fin de facilitar su navegación. Las cookies siempre han sido cuestionadas, ya que contienen información personal residual que potencialmente pueden ser utilizada por terceros. (Fuente: Wikipedia).

[13] http://digital-society-forum.orange.com/fr/

[14] Sobre WikiLeaks, léase La explosión del periodismo, Ignacio Ramonet, Clave Intelectual (Madrid) y Capital Intelectual (Buenos Aires), 2011., pp. 93-123.

[15] Cf. Infra, p. 138.

[16] Cf. “Entrevista exclusiva: vicealmirante Arnaud Coustillière, oficial general ‘ciberdefensa’ del estado mayor de los ejércitos”, Cyber Risques News, 7 de abril de 2015.

http://www.cyberisques.com/fr/motscles-11/433-entretien-exclusif-vice-admiral-arnaud-coustulliere-officier-general-cyberdefenseal-etat-major-des-armees

[17] Es interesante destacar que, si el 60% de los franceses percibe la existencia de ficheros de vigilancia como un “atentado a la vida privada”, el tramo de edad de los 18 a los 24 años, es decir, el de los principales usuarios de Internet, es el que se muestra más preocupado en este sentido: el 78% de ellos denuncia que “su vida privada está insuficientemente protegida en Internet”. Estudio realizado a instancias de la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), París, 2008.

[18] Jean Guisnel, en el prólogo a la edición francesa del libro de Reg Whitaker, Tous fliqués! La vie privée sous surveillance, Denoël, 2001, París, 2001.

[19] “To Unite the Earth, Connect It”, The New York Times, 26 de septiembre de 2015.

[20] El propietario de Virgin, Richard Branson, la fundadora del Huffington Post, Ariana Huffington, el cantante Bono, la actriz Charlize Theron, la cantante Shakira, el actor George Takei, etcétera.

[21] http://www.globalgoals.org

[22] AFP, 27 de septiembre de 2015.

[23] Aunque sobre el papel es elogiable, el proyecto se enfrenta a fuertes críticas, especialmente en la India. Estos son los reproches: con internet.org, Facebook perjudicaría la neutralidad de la Red al decidir por sí mismo los sitios web a los que se pueden conectar los internautas. Además, crearía una Red a dos velocidades, la de los ricos, capaces de acceder a toda ella, y la de los pobres, conectados únicamente a algunos servicios. Léase, por ejemplo, Le Monde, París, 29 de diciembre 2015.

(Introducción del libro El imperio de la vigilancia / Tomado de Cuba Periodistas)

Deja un comentario

Es posible segunda vuelta electoral en Ecuador según muestran las tendencias

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Juan Pablo Pozo, dijo hoy que “no es posible” un cambio de tendencia en el escrutinio de votos de las elecciones, pero indicó que el órgano electoral esperará a que finalice el recuento de las papeletas para dar resultados oficiales.

Con el escrutinio al 94,6% el oficialista Lenín Moreno cuenta con un 39,20% de los sufragios y el opositor Guillermo Lasso con el 28,37%, lo que representa una tendencia que ha quedado establecida con claridad, indicó Pozo, quien declinó pronunciarse de forma expresa sobre si habrá segunda vuelta de las elecciones.

El responsable del CNE, en conferencia de prensa, resaltó que desde el primer informe ofrecido por ese órgano tras el cierre de las mesas de votación el domingo se ha mantenido una tendencia estable en los resultados, pero insistió en esperar a que el escrutinio finalice para dar datos oficiales totales. “Esperaremos al cierre del escrutinio en las 24 provincias para entregar resultados”, dijo Pozo ante las insistentes preguntas de los periodistas para que aclarase si se celebrará la segunda vuelta.

En Ecuador, para ser elegido presidente en primera vuelta, es necesario tener más del 50% de los votos o, como mínimo, el 40% y una diferencia de al menos diez puntos porcentuales respecto al segundo candidato más votado. Como datos que ilustran la estabilidad de la tendencia en los resultados, Pozo recordó que el domingo, al cierre de las votaciones, con el escrutinio al 51,8%, la candidatura de Lenín Moreno contaba con el 38,26% de los sufragios y ayer, con el 90,6% de las papeletas contabilizadas, disponía del 39,08% porcentaje que se situaba hoy en el 39,20% con el 94,6% del escrutinio.

“No se le ha quitado ni se le ha puesto un voto a ningún candidato”, remarcó el presidente del órgano electoral, quien indicó que el escrutinio ha concluido en 18 de las 24 provincias del país y prosigue en las seis restantes para examinar actas que presentan “inconsistencias” y deben tratarse en audiencias públicas en las juntas provinciales electorales.

(Con información de Público)

Deja un comentario

Bolivia: Se derrumba la mentira que hizo perder el referendo a Evo Morales (+ Video)

Más de 6,5 millones de votantes fueron llamados a acudir a las urnas. Foto: EFE

El 21 de febrero de 2016 se realizó en Bolivia un referendo para aprobar o no una reforma parcial de la Constitución de ese país que contemplaba una cuarta postulación de Evo Morales a la Presidencia.

La propuesta, hecha por los movimientos sociales, buscaba permitir la reelección del primer mandatario y del vicepresidente Álvaro García Linera para el período 2020-2025.

Sin embargo, el No resultó ganador con 51,31 por ciento de los votos, según el informe del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Más de 6,5 millones de votantes fueron llamados a acudir a las urnas en medio de una campaña calificada como sucia por el Ejecutivo boliviano que tuvo como intención opacar los logros de 10 años de gestión del primer presidente indígena del país.

Campaña sucia de la oposición

Aunque sectores de la derecha boliviana manejaron como matriz que “el pueblo” dijo No a una nueva postulación, no destacan que el 49 por ciento restante votó por el Sí. Evo Morales venía de ganar con 54 por ciento de los votos en las elecciones de 2014.

La campaña de desprestigio contra el presidente Morales fue orquestada por la oposición. Algunos medios de comunicación se encargaron de replicar noticias falsas que circularon por las redes sociales para promover el “no” al referendo constitucional.

El mismo mandatario denunció la campaña de acoso y difamación en su contra realizada en las redes sociales y advirtió que fue una maniobra de la oposición para mentir a la población.

“Los opositores solo incitan a mentir mediante las redes sociales. Todo por Bolivia, por la dignidad, la igualdad hay que soportar eso, hay que aguantar eso. Por Bolivia vamos a seguir soportando”, resaltó el mandatario en una entrevista en radio Kausachun Coca en esa oportunidad.

¿Cuál fue la estrategia?

Una mujer, vinculada sentimentalmente al presidente boliviano Evo Morales en 2007, hizo aparecer un presunto hijo de ambos; el nexo le permitía gozar de favores de poder. Posteriormente se descubrió que ni el hijo ni la corrupción existieron.

El exjefe de los servicios de inteligencia bolivianos a principios de la década de los 90, Carlos Valverde, devenido periodista, fervorosamente opuesto a Morales y su Gobierno progresista, salió a la luz pública para denunciar, días antes del plebiscito, que el gobernante había tenido un hijo fruto de una relación con la señora Gabriela Zapata y que ella traficaba influencias, en virtud de aquello, y que hasta servía contratos de una empresa china con el Estado”, destaca una nota de prensa de ABI.

Investigaciones demostraron que Zapata mintió sobre el supuesto hijo que tuvo con el mandatario boliviano. En una entrevista publicada este lunes en los principales medios bolivianos, Zapata reconoció que Samuel Doria Medina, y su abogado, Eduardo León, la utilizaron para fomentar la mentira sobre el jefe de Estado.

De igual forma, Zapata reveló que le prepararon un libreto que debía repetir durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa. Asimismo, afirmó la inexistencia de conversaciones con el entonces ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a quien dijo no conocer personalmente.

Contra el Día de la Mentira

Movimientos sociales de Bolivia realizan una movilización este martes para celebrar el primer aniversario del referendo del 21F y a favor de la postulación de Evo Morales como candidato en 2019.

“Convocamos y ratificamos la concentración contra el Día de la Mentira, por el desagravio y la defensa de la democracia”, dijo el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Feliciano Vegamonte, en conferencia de prensa.

(Con información de Telesur)