Deja un comentario

¿Golpe de Estado en Venezuela? Más bien se trata de evitarlo

La Esquina Roja

almagro-bufc3b3n-yanqui

Mientras se urde el plan para dar la puntilla al orden constitucional en Venezuela, se hacen públicas las conversaciones mantenidas entre el almirante Kurt Tidd, a la sazón comandante en jefe del U.S. Southern Command, con sede en Miami, y el actual secretario general de la OEA, en enero de 2016, Luis Almagro. El objetivo es coordinar la acción de los organismos regionales con un fin: dinamitar el poder legítimo del gobierno encabezado por Nicolás Maduro. Servicios de inteligencia, organizaciones no gubernamentales, corporaciones privadas de comunicación, prensa radio, televisión y redes sociales deben entrar en sincronía y asestar el golpe definitivo. ¿Cuál? Inaugurar un Estado paralelo, encabezado por el Parlamento, en manos de la oposición. La labor inmediata: sentar las bases para hacerlo viable. La estrategia: tensionar el Poder Judicial, desacreditar sus resoluciones, obligar al gobierno a tomar medidas de excepción y, de esa manera…

Ver la entrada original 701 palabras más

Deja un comentario

Asociación Mundial de Chefs avala calidad de la cocina cubana

Asociación Mundial de Chefs avala calidad de la cocina cubana
Tomado de Cubasi
Para la Asociación Mundial de Sociedades de Chefs (WorldChefs, por sus siglas en inglés) la cocina cubana, por su calidad, puede ser declarada patrimonio inmaterial del orbe, opinó en esta capital Claudio Ferrer, director Continental de las Américas e Islas del Caribe del referido organismo.

En exclusiva para la Agencia Cubana de Noticias, el alto funcionario recomendó a las autoridades de la Isla tomar en cuenta tal propuesta avalada por la Oficina Central de la referida organización, la cual agrupa a 10 millones de personas de 110 naciones.

Continuar leyendo »

Deja un comentario

Junto a Raúl y siempre con Fidel, festejó sus 55 abriles la UJC

Junto a Raúl y siempre con Fidel, festejó sus 55 abriles la UJC
Tomado de Cubasi
Al Comandante en Jefe Fidel Castro, en póstumo homenaje, y al General-Presidente Raúl Castro Ruz, en mano propia y con especial cariño, otorgó este martes la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) la medalla conmemorativa por sus 55 abriles.

En el teatro Karl Marx, durante la gala político-cultural con motivo del cuatro de abril, aconteció la entrega de este reconocimiento, que en una cara tiene impreso el emblema de la vanguardia política de las nuevas generaciones de cubanos y, en el reverso, el logotipo de la campaña a propósito del aniversario 55 de su fundación.

Una tercera medalla recibió el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, de manos de Susely Morfa González, primera secretaria de la UJC, y fue la otorgada, también póstumamente, al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Continuar leyendo »

Deja un comentario

Ley Helms-Burton: Vigente y renovada.

Por Omar Pérez Salomón

Cuando el 12 de marzo de 1996 fue firmada por el presidente de Estados Unidos William Clinton, la llamada ley Helms-Burton, plataforma que dio continuidad a la política agresiva desarrollada por sucesivos gobiernos estadounidenses, se recrudeció el curso agresivo de la política contra Cuba.

En el capítulo primero, la sección 109 se refiere a la autorización para dar apoyo a grupos “democráticos” y de “derechos humanos” en Cuba, es decir, a los grupúsculos que dentro de nuestro país sirven a los intereses del imperialismo norteamericano. Se trata de suministros de publicaciones y materiales informáticos, tales como libros, videos, y otros medios para realizar propaganda.

En la sección 115 del propio capítulo se aclara que para las actividades de los servicios de inteligencia, para la provocación y la subversión contra nuestro país se podrían seguir disponiendo recursos. “Nada en esta ley, prohíbe las actividades de investigación, de protección, o de inteligencia debidamente autorizadas que llevan a cabo agencias encargadas de aplicar la ley, o agencias de inteligencia de los Estados Unidos”.

Las líneas de acción de estas secciones se han cumplido al pie de la letra en estos 21 años de vigencia.

Un ejemplo de ello es que la Rand Corporation – tanque pensante del Pentágono – realizó varias investigaciones que recomiendan el desarrollo de una política estadounidense de información y comunicaciones destinada a “ayudar a abrir el sistema cerrado de Cuba y fomentar el surgimiento de una sociedad civil independiente”.

Uno de esos estudios, realizado por Larry Press en 1996, tenía como fin mejorar el conocimiento sobre la situación de las telecomunicaciones de Cuba, en especial las perspectivas para ampliar la red de computadoras con acceso a internet, y serviría como documento base para un proyecto sobre “Actores, resultados y política estadounidense para una Cuba en proceso de cambio”.

En la investigación: “Las telecomunicaciones cubanas, la red de computación y las implicaciones en la política de los Estados Unidos” se plantea que en 1996 Cuba ya contaba con cuatro redes con conexiones internacionales a la internet – Red del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGBnet), Centro de Intercambio Automatizado de Información (CENIAI), TinoRed de los Joven Club e Infomed – y reconoce que: “A pesar de los serios problemas económicos, desde 1992, las redes cubanas han crecido notablemente, tanto en dimensión como en calidad, principalmente debido a que el gobierno cubano ha permitido y financiado dicho crecimiento”[1]

En las recomendaciones realizadas llama la atención que se proponen varias medidas dirigidas a incrementar la injerencia en los asuntos cubanos utilizando las redes informáticas, embrión de las acciones que en fechas más recientes han ejecutado agencias y mercenarios al servicio del gobierno de Estados Unidos contra la mayor de las Antillas.

Entre ellas tenemos: estimular una conexión directa IP con Internet para brindar a los cubanos un acceso interactivo a materiales del extranjero; dar una respuesta rápida a la solicitud que hiciera la empresa WilTel de un permiso para construir un cable óptico entre los Estados Unidos y Cuba, pendiente desde marzo de 1994, y a otras solicitudes para brindar diferentes servicios relacionados con datos; fomentar los viajes desde Cuba con fines de adiestramiento y capacitación en la administración de las redes informáticas, y otras formas de intercambio técnico.

Además, apoyar a los usuarios cubanos, en especial a las ONG con adiestramiento, equipos y cubriendo los costos de la comunicación. En este sentido se explica que, “las ONG, los Clubes de Computación para los jóvenes, las universidades y los investigadores en la esfera de la biotecnología nos parecen merecer que se les apoye. Las ONG y los investigadores de la rama biotecnológica contribuyen al apoyo a los derechos humanos y al logro de los objetivos relativos a la política de acceso al conocimiento; los Clubes de Computación para los jóvenes y las universidades pueden contribuir directamente al adiestramiento de la comunidad de usuarios exigentes necesaria para lograr una potente red”.

“Dado que con una subvención directa se corre el riesgo de que las organizaciones beneficiarias salten demasiado a la vista, pudiera preferirse la subvención indirecta. Esta acción puede canalizarse a través de una serie de organizaciones, fundaciones y compañías profesionales internacionales. Hay muchas actividades de este tipo en los países en desarrollo. Por ejemplo, el PNUD y la Fundación Soros apoyan los proyectos de redes informáticas y la Internet Society organiza anualmente talleres para los que trabajan con redes en países en desarrollo. Asimismo, se debe fomentar y facilitar el apoyo de las compañías privadas, particularmente el de aquellas que tienen negocios de computación y de conexión de redes. Además, debemos subrayar que las pequeñas inversiones pueden lograr un avance significativo, ya que las redes cubanas operan con un presupuesto muy limitado.”[2]

El gobierno estadounidense destina recursos multimillonarios a la quinta columna que organizan como parte de su política de “cambio de régimen” en nuestro país. Informaciones publicadas por medios de prensa norteamericanos demuestran que desde el año 1996 y hasta el 2011 el Congreso de ese país destinó 205 millones de dólares para ello.

El caso de Alan Gross, la operación Zunzuneo y la actuación en torno al sector no estatal cubano, confirman que la ley Helms-Burton se ha renovado en su aplicación.

[1] Informe de la Rand Corporation: Las telecomunicaciones cubanas, la red de computación y las implicaciones en la política de los Estados Unidos. Elaborado para la Oficina del Secretario de Defensa de Estados Unidos, julio de 1996, p.1-49.

[2] Ibídem.

Deja un comentario

¿90 millones de coronas suecas para la “sociedad civil” en Cuba?

 

Por: Cubainformación.

Tomado de CubaconAmalia

Dick Emanuelsson – Original en sueco para El Proletario – Traducción a español para Cubainformación: Hendrik Pasten.-

“Suecia calla sobre ayuda (a la oposición) a Cuba”, decía el título en el magazin cristiano-sueco “Världen Idag” (El Mundo de Hoy) en 2012, y es la política también del gobierno socialdemócrata del 2016, a pesar de que ese gobierno, en diciembre de 2015, firmó un acuerdo de ramo con el gobierno cubano sobre un intercambio mutuo en varios campos entre los dos países.

Democracia para Suecia, la Unión Europea y Estados Unidos: se trata en claros términos de partidos políticos y economías capitalistas de mercado. El gobierno sueco determinó una “Estrategia para el desarrollo de colaboración con Cuba 2016-2020” construido sobre la fórmula arriba mencionada, partidos, economía de mercado y una posición en los derechos humanos elaborado y redactado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

En esta estrategia juegan las llamadas ONG (Organizaciones No Gubernamentales) un rol central para quebrantar el socialismo desde adentro.

Tanto en parte de países así llamados “revolución naranja” como por otro lado en las bautizadas como “primaveras árabes”. Pero la meta final es la misma: la política exterior de EEUU juega un papel en los hechos, golpeando contra todo lo progresivo a módulo mundial. No es que si no que magnates y especuladores financieros como George Soros juega aquí un papel importante.

“La dirección de la actividad tiene como base la elección de colaboradores y formas de colaboración. La organización SIDA (Agencia de Desarrollo de Suecia) puede utilizar colaboradores o formas de colaboración que más efectivamente aporten a la ejecución de esta estrategia. El desarrollo de este trabajo de colaboración será dirigido para fortalecer las organizaciones dentro de la llamada sociedad civil”  -escribe el gobierno sueco, lo cual es equivalente al apoyo de EEUU a la oposición. En diciembre del 2015, un año después que Obama anunció que EEUU-Cuba restablecería relaciones diplomáticas firmó Suecia y Cuba un acuerdo de colaboración y aclaración final.

Tove Wennegren que el encargado en el Departamento de Relaciones Exteriores dice a Proletären (semanario “EL Proletario”) que la organización SIDA ahora es el operador que planifica detalladamente como los 90 millones de coronas (aproximadamente 9 millones de dólares) serán repartidas entre la así llamada “sociedad civil” cubana. Yo llamé a Elsa Håstad de SIDA que dice que el SIDA recibió esa misión el 29 de septiempre 2016 y que aún no se ha definido/decidido qué organizaciones van a recibir y tendrá que ser suficiente durante 5 años para ser repartidas. Pero ella apunta que las Asociaciones Departamentales y Municipales suecas (SKL) y cubanas intercambiarán ideas y experiencias.

– Ahora entrará Sida en un proceso y mirará los diferentes actores y verá cuales son relevantes con quienes trabajar. Lo que ya hemos introducido es un trabajo de colaboración con SKL(organizaciones Comunales y Provinciales de Suecia) y NIR (Internacional Council of Swedish Industry-Consejo internacional de la industria sueca) sobre modernización económica.

– ¿Qué contiene la declaración de metas del gobierno en concreto y qué dice Cuba de eso 90 millones de coronas que serán otorgadas a las así llamadas sociedad civil que el gobierno cubano considera en principio ser elementos perturbadores políticos financiados por EEUU y a la Comunidad Europea (UE)?

– La Declaración de metas/obetivos , MOU; contiene entre otras cosas,  las zonas comunes de Suecia y Cuba en que han llegado a acuerdo de colaboración mutua. Se trata de investigación, economía del medio ambiente y clima, derechos humanaos, igualdad y cuestiones de género (homo, bi y transexuales)

– ¿Incluye ello algun apoyo a partidos (PAO) que los partidos del Parlamento sueco reparte a ciertos partidos u organizaciones hermanas en Cuba?

– Es muy temprano para decir qué actores comprenden es la estrategia.

EEUU tiene fondos secretos de cerca de 40 millones de dólares que cada año se reparten a grupos contrarrevolucionarios en Cuba. Ellos mismos se hace representar como “activistas democráticos” o “reporteros y medios de comunicación independientes”para adecuarse a una forma más elegante como solicitantes. Pero también el anterior gobierno sueco de derecha reconoció abiertamente, a través de su ministro de Relaciones Exteriores – Carl Bild – que tenía una política secreta y una agenda económica para un cambio de régimen en Cuba. El Partido de los Moderados (partido histórico de la derecha sueca) y sus aliados se diferencian quizás de la política de EEUU, pero la meta es la misma.

“Yo no quiero ir más allá cuando se trata de describir lo que podríamos hacer y quizás lo que hacemos en Cuba. No es conveniente, por razones que es relativamente fácil comprender/concebir, no para un protocolo del Parlamento que es accecible también para los que no queremos que sepa de esta informaciónen en su totalidad.” – dijo Carl Bild en junio del 2007, en un debate abierto con la política exterior con el vocero del Folkparti (partido sueco de derecha) Birgitta Ohlsson. Ella interpeló a Bild con la impaciente pregunta sobre de a qué se estaba dedicando Suecia y nuestra embajada en Cuba. Y Ohlsson se sintió complacida: “Naturalmente no puede este gabinete meterse a describir detalladamete de qué forma Suecia lleva a cabo un apoyo democrático a Cuba”.

Cuando en ese tiempo el representante juvenil de la Democracia Cristiana  Aron Modig en julio del 2012 chocó con el auto que él y Ángel Carromero, el tercer hombre de la dercha española (PP), alinza juvenil Nueva Generación, habían arrendado en La Habana, fue descubierto/desmascarado que Modig portaba un bolso con 4 000 euros. El dinero sería entregado a Oswaldo Payá de la pequeña agrupación política en Cuba, de la Democracia Cristiana en Cuba. Era un apoyo llamado PAO, apoyo económico directo de partido a partido que los contribuyentes suecos paga.

El secretario del SIDA Anders Maxson dijo el 2013 que el SIDA no tenía ningún tipo de actividades en Cuba. Pero el presupuesto planeado para 2011-13 se decribe “un programa menor para estimular la democracia y los derechos humanos en Cuba”, aunque sin nombrar suma alguna del pago. El título para este programa secreto es sorprendente parecido a la actual declaración de metas/objetivos para Cuba.

El magazin cristiano “El mundo hoy” escribio el 2013 que “una parte del aporte/apoyo a la democracia parece ir directamente a través de la embajada sueca en La Habana. Ésta es una de las misiones extranjeras donde la oposición cubana puede volverse para el uso gratuito de ordenadores, sin el riesgo de dejar huellas tras de sí. Las embajadas sería el ombligo para que el apoyo sueco a la demócratas disidentes y para el movimiento civil democrático en países como Cuba señala Gunilla Carlsson ya en el 2008”.

Entrevista a la encargada de SIDA, Elsa Håstad

– “Hay todavía hoy un apoyo económico (sueco) no público  o algun otro tipo de ayuda a grupos cubanos como en el anterior gobierno (sueco)?

– No podemos ni confirmar ni desmentir.

– ¿Por qué no?

– No, no es mi papel hacerlo.

– ¿El contibuyente sueco no puede entonces saber a donde van sus impuestos que no se hacen públicos, enviados a organizaciones cubanas?

– No, como digo , yo no puedo confirmar ni desmentir justamente esa parte.

– Tú y Sida han estado en Cuba y han encontrado personas y organizaciones. Encontraste en Cuba alguna de la organizaciones que han recibido ayuda y apoyo de EEUU? (Elsa Håstad recibió antes de la entrevista una lista con 32 organizaciones cubanas  que el 2015 que recibieron 4 millones de dólares de la NED).

– No, ninguna de las que hay en la lista (de NED).

– ¿Qué dice el gobierno cubano de esto que el gobierno sueco le pagará y entregará 90 millones de coronas a organizaciones que los cubanos en su gran mayoría los consideran elementos disociantes de la sociedad, financiados por EEUU y la Comunidad Europea?

– Los cubanos están positivos puesto que esto se basa en un acuerdoque hecho en  diciembre del 2015.Hemos tenido un encuentro con el embajador de Cuba que de hecho está verdaderamente positivo  y curioso acerca de lo que vamos a poder colaborar. Después no sabemos exactamente lo que va a pasar. En la conversación se dijo que se podría tratar de derechos de igualdad, una zona que no es tan sensiblemente política como por ejemplo los derechos por la igualdad sexual. Esto se contruye en un diálogo con Cuba.

– ¿Sabía los cubanos en diciembre del 2015 que 90 millones de coronas sería entregadas a organizaciones cubanas?

– Bueno, es decir. . . , en este caso no sabemos si son organizaciones cubanas, no estamos listos aún…, pero ellos (el gobierno cubano) sabía de esto… No estoy completamente segura si ello sabía de que eran 90 millones. Pero ellos sabían que era un trabajo de colaboración donde Suecia tenía como ambición el trabajar en una modernización tanto de la economía como de la dirección social, derechos humanos y de las diferentes tendencias sexuales, ellos lo sabían, que sí, habíamos hablado de ello.

– ¿Cómo se pagará ese apoyo económico a esa sociedad civil y qué papel desmpeñará la embajada (sueca) en La Habana en relación con los que reciben esa ayuda?

– SIDA va a adecuarlo según la organización. Es muy temprano para decirlo ahora. La embajada (sueca) en La Habana tiene un importante papel en ello, tanto para llevar a cabo el diálogo con los participantes como para revisar ese trabajo de colaboración.

Cubainformación.

Deja un comentario

CARICOM-Cuba: Declaración de La Habana 2017

(Tomado de CubaMINREX)

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Declaración Final V Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores CARICOM-Cuba

Nosotros, los Ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y la República de Cuba, reunidos en La Habana, Cuba, el 11 de marzo de 2017, en ocasión de la Quinta Reunión Ministerial CARICOM -Cuba, y en conmemoración del Cuadragésimo Quinto aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los Estados independientes de la CARICOM y Cuba y el Decimoquinto Aniversario del Día Cuba-CARICOM;

Reafirmando las Declaraciones de las Cumbres de La Habana de 2002, Bridgetown de 2005, Santiago de Cuba de 2008, Puerto España de 2011 y La Habana de 2014, y destacando su contribución al avance de nuestros vínculos políticos y cooperación, materializado en el elevado nivel alcanzado por las relaciones entre nuestras naciones;

Reconoce el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, del ex Primer Ministro de Trinidad y Tobago Patrick Manning y del ex Presidente de Haití René Preval, al desarrollo de sólidas relaciones basadas en la amistad sincera, la cooperación y la solidaridad;

Reconociendo la necesidad de enfrentar unidos los desafíos para alcanzar el desarrollo sostenible, incluidas nuestras vulnerabilidades como países del Caribe y en particular, como Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y los países de zonas costeras bajas, especialmente en las esferas económica y medioambiental, y para construir sociedades más justas y equitativas;

Reafirmando la decisión de consolidar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) como mecanismo de concertación política, que promueve la unidad y los intereses de nuestra región en las relaciones internacionales y con terceros;

Ratificando que el Caribe es parte inseparable de Nuestra América y destacando el papel del CARICOM en el proceso de integración regional;

Decididos a continuar fortaleciendo el mecanismo CARICOM-Cuba, basado en profundas raíces históricas y cimentado en la solidaridad, la cooperación y la complementariedad:

  1. Reiteramos el respeto irrestricto y plena adhesión a los Propósitos y Principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, en particular el respeto a la soberanía, la integridad territorial y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, la solución pacífica de controversias y la prohibición de la amenaza o uso de la fuerza. Asimismo, a la luz de la integralidad de los derechos humanos reafirmamos nuestro compromiso con la protección y promoción de estos para todos;
  2. Ratificamos la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, suscrita en La Habana en enero de 2014, y que reconoce, entre otros, el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural;
  3. Acordamos continuar la implementación de los resultados de las Reuniones de Ministros de Relaciones Exteriores y las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de la CARICOM y la República de Cuba, como plataforma para estrechar la coordinación política y en otros ámbitos;
  4. Reconocemos el consenso alcanzado entre la Comunidad y Cuba para la firma del Segundo Protocolo del Acuerdo de Comercio y Cooperación Económica, que contribuirá a fortalecer nuestras relaciones;
  5. Reafirmamos la relevancia de la participación activa de los países caribeños en la CELAC para la unidad regional y para la promoción de las prioridades de los países caribeños. En tal sentido, reconocemos el papel del Presidente Pro Tempore de CARICOM en el Cuarteto de la CELAC en representación de los intereses de sus miembros;
  6. Reconocemos la importancia de los mecanismos regionales y subregionales como la CELAC, la AEC, CARICOM, el ALBA-TCP, PETROCARIBE, así como otros de carácter internacional como el grupo BRICS para el desarrollo económico y social de los países caribeños;
  7. Reafirmamos la solidaridad con la República de Haití, país por el que sentimos una histórica deuda de gratitud, y el compromiso de continuar impulsando la cooperación con esa nación, de acuerdo con las prioridades definidas por su gobierno y en pleno respeto a su soberanía;
  8. Destacamos la importancia de la reparación, resarcimiento e indemnización de los daños ocasionados por la esclavitud en el Caribe, como un acto de justicia, y en ese sentido, respaldamos la labor de la Comisión de Reparaciones de la Comunidad del Caribe;
  9. Expresamos profunda preocupación por la inclusión de Estados miembros de la CARICOM en la lista de jurisdicciones no cooperativas de la Unión Europea y hace un llamado a re-examinar la lista con base en criterios objetivos y considerando los compromisos implementados por los países, de acuerdo con las normas internacionales reconocidas;
  10. Expresamos además profunda preocupación y rechazo a la disminución progresiva de las relaciones de corresponsalía bancaria con los países en desarrollo, en particular los Estados miembros de la CARICOM, debido a las acciones para la disminución del riesgo por parte de algunas de las más grandes corporaciones de la banca internacional, lo cual amenaza la estabilidad financiera de los países afectados y limita sus esfuerzos por alcanzar el desarrollo y el crecimiento socio-económico;
  11. Enfatizamos la prioridad urgente y global que representa el cambio climático y sus implicaciones negativas para nuestras sociedades, ecosistemas y economías. En tal sentido, nos comprometemos a reforzar la cooperación en el marco de la CARICOM y con otros organismos y agencias internacionales para fomentar una mayor adaptación y mitigación, fortalecer la resiliencia y reducir nuestra vulnerabilidad, en particular de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y los países de zonas costeras bajas;
  12. Ratificamos la necesidad de continuar fortaleciendo la cooperación y el intercambio de experiencias y buenas prácticas en materia de gestión integral del riesgo de desastres en el Caribe, con el propósito de apoyar la implementación por los países caribeños del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y todas sus metas; y así favorecer la reducción sustancial del riesgo de desastres y las pérdidas en vidas, medios de subsistencia y salud, así como en bienes económicos, físicos, sociales, culturales y ambientales de las personas, las empresas, las comunidades y los países;
  13. Decidimos continuar la cooperación en materia de seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo agrícola, como pilares fundamentales en la lucha contra la pobreza, incluyendo las acciones para la implementación del Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la CELAC 2025 (SAN-CELAC);
  14. Reiteramos el llamado a revisar y modificar los actuales criterios de “graduación” de los países para recibir la Ayuda Oficial al Desarrollo, de modo que reflejen adecuadamente la realidad y necesidades específicas de los países de renta media altamente endeudados, en particular de los Estados caribeños, e integren las diferentes dimensiones del desarrollo sostenible incluidas en la Agenda 2030;
  15. Reiteramos nuestro compromiso con la protección y conservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales de la región, en particular los del Mar Caribe. Apoyamos su designación por las Naciones Unidas como “Zona Especial en el contexto del Desarrollo Sostenible” y respaldamos el mandato de la Comisión del Mar Caribe, reconocido en la IV Cumbre de la CELAC, para promover su preservación y uso sostenible. En ese sentido, expresamos nuestro firme rechazo a la utilización continua del Mar Caribe para el tránsito y trasbordo de material nuclear y de desechos tóxicos y exhortamos a los países que los producen y transportan, a que implementen de manera urgente las medidas pertinentes para poner fin a tales actividades;
  16. Reafirmamos el compromiso de promover la integración energética regional como elemento clave para el desarrollo sostenible, y avanzar en la diversificación de la matriz energética de nuestros países, orientada al uso de fuentes de energía limpia, renovable y sostenible y la universalización del acceso a los servicios energéticos que contribuyan al bienestar de nuestros pueblos;
  17. Enfatizamos la importancia de la cultura como un instrumento significativo para el logro del desarrollo económico sostenible, la unidad, paz, educación y entendimiento mutuo entre los pueblos, y apoyamos la celebración exitosa de CARIFIESTA XIII, a realizarse en Barbados, del 17 al 27 de agosto de 2017.
  18. Reconocemos la promoción del turismo sostenible como una de las claves para el crecimiento económico de la región caribeña, identificada en el Plan Estratégico de CARICOM 2015-2019, y acordamos estrechar la cooperación en esta área, incluido el multidestino;
  19. Tomamos nota de la designación de 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo y la oportunidad que representa para crear un sector turístico más responsable, capaz de aprovechar su inmenso potencial en términos de prosperidad económica, inclusión social y conservación ambiental. En tal sentido, saluda la celebración en Jamaica de la Conferencia Mundial de Turismo, en noviembre de 2017.
  20. Nos comprometemos a continuar promoviendo acciones conjuntas e intercambios de experiencias e información en materia de seguridad, así como de prevención y enfrentamiento al delito transnacional organizado y otras nuevas amenazas relacionadas con la ciberseguridad y el tráfico de drogas, entre otras áreas;
  21. Acogemos con beneplácito los avances en las relaciones entre los Gobiernos de Cuba y los Estados Unidos de América. Reafirmamos el llamado a los Estados Unidos a que, sin condicionamientos, ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a Cuba desde hace más de cinco décadas y que es contrario a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional. Reiteramos nuestra profunda preocupación y rechazo a la dimensión extraterritorial del bloqueo, así como a la persecución a las transacciones financieras internacionales de Cuba. Reiteramos nuestro enérgico rechazo a la aplicación de leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton. Exhortamos al Presidente de los Estados Unidos, a que utilice sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo y al Congreso de ese país a proceder a su eliminación.
  22. Expresamos preocupación por las afectaciones sociales, económicas y en materia de empleo que provoca la deportación masiva de migrantes establecidos en países fuera de la región;
  23. Abogamos porque los Estados receptores respeten los derechos humanos de los migrantes y observen, en particular, el principio de que los migrantes no deben ser objeto de detención o reclusión arbitrarias, y exhortamos a estos Estados a que velen por que sus políticas en materia de migración sean compatibles con las obligaciones que les impone el derecho internacional, incluido el respeto a la dignidad y requerimientos de estas personas en los procesos de devolución a sus países de origen;
  24. Expresamos nuestro agradecimiento al gobierno y pueblo de Cuba por su cálida acogida y hospitalidad;
  25. Decidimos celebrar la Sexta Cumbre CARICOM-Cuba en Antigua y Barbuda, el 8 de diciembre de 2017.

Aprobada en la Quinta Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores CARICOM-Cuba, el 11 de marzo de 2017, en La Habana, Cuba.

Concluye V Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores CARICOM-Cuba reconociendo la necesidad de enfrentar unidos los desafíos para construir sociedades más justas y equitativas. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

1 comentario

Palabras inaugurales del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla, en la XXII Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la AEC

Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla. Foto: Abel Rojas Barallobre

La Habana, 10 de marzo de 2017

Estimados Ministros de Relaciones Exteriores:

Estimados Jefes de delegaciones de los países Miembros y Miembros Asociados:

Estimada Secretaria General de la AEC, Embajadora June Soomer:

Distinguidas autoridades de las Organizaciones fundadoras y de los países y organizaciones Observadores de la AEC:

Distinguidos invitados especiales y demás representantes de las delegaciones presentes:

Delegados e invitados cubanos;

Cuba les da la bienvenida a la XXII Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe, ocasión en la que los países del Caribe nos reunimos nuevamente en La Habana para dialogar sobre nuestros intereses comunes y sobre los riesgos que enfrentamos de manera compartida.

Pasaremos revista a la marcha de la implementación de los acuerdos de la VII Cumbre de la Asociación, celebrada en La Habana el pasado 4 de junio de 2016. En aquella cita, nuestros jefes de Estado y de Gobierno, motivados por el compromiso con esta organización y decididos a fortalecer su papel como plataforma para el diálogo político, la concertación y la cooperación, aprobaron la Declaración de La Habana y el Plan de Acción, documentos que constituyen instrumentos valiosos para avanzar en los objetivos que nos hemos propuesto.

Importantes cambios han ocurrido en el panorama mundial desde entonces que repercuten significativamente en nuestra región. Como expresara recientemente el Presidente Raúl Castro Ruz en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en República Dominicana “Nunca ha sido más necesario marchar efectivamente por el camino de la unidad, reconociendo que tenemos numerosos intereses en común. Trabajar por la “unidad en la diversidad es una necesidad impostergable.”

Las políticas migratorias excluyentes y represivas anunciadas en países de destino que pudieran derivar en mayores deportaciones y discriminación de migrantes latinoamericanos y caribeños, así como la aplicación de medidas proteccionistas en extremo en materia comercial, constituyen verdaderos retos para nuestra subregión. Todo ello pudiera entrañar serias afectaciones a los modelos de desarrollo de nuestros países, por su impacto en la generación de empleos, ingresos, la industria y el comercio.

Ante los muros que hoy pretenden levantarse, nuestra opción deberá seguir siendo la de la unidad, la solidaridad y la complementariedad, en aras de la defensa de los más legítimos intereses de nuestros pueblos. En el actual escenario que enfrentamos, eso sólo podremos lograrlo si nos articulamos y concertamos nuestras acciones de manera eficaz en torno a los consensos alcanzados en esas materias durante la pasada VII Cumbre. En ese sentido, debemos potenciar las posibilidades de nuestra Asociación para construir una respuesta conjunta.

Nuestros gobiernos tienen el deber y la responsabilidad “en la construcción de sociedades justas, equitativas, centradas en el ser humano e inclusivas” como lo reiteraron nuestros Jefes de Estado y de Gobierno, para avanzar en la unidad e integración latinoamericana y caribeña, como la soñaron nuestros próceres. Resulta esencial que continuemos avanzando en la consolidación de la Asociación. Los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, constituyen principios rectores para las relaciones entre nuestros Estados.

Los compromisos de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos; de practicar la tolerancia y convivir en paz, así como de respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, constituyen condiciones insoslayables para la paz, la concordia, el desarrollo y la integración de nuestros países.

Compañero Presidente

Estimados Ministros;

Distinguida Secretaria General:

Hace casi cuatro años, en la V Cumbre de Pétion Ville, nuestros Jefes de Estado y de Gobierno decidieron iniciar un proceso de revitalización, con el propósito de hacer de la Asociación de Estados del Caribe un organismo más dinámico y funcional a nuestros intereses. Ello fue confirmado en las Cumbres de Mexico en 2014 y La Habana en 2016.

El proceso de revitalización no puede reducirse a la mera modificación de estructuras, presupuestos y mecanismos de funcionamiento sino sobre todo abarcar un horizonte más amplio en la revisión del papel que debe jugar la AEC en las actuales circunstancias. Debemos asumir este empeño con un enfoque integral que actualice, de conformidad con los principios y los objetivos consagrados en su Convenio Constitutivo, las políticas, las concepciones y las maneras de hacer que han determinado el funcionamiento de la organización y que nuestros Jefes de Estado indicaron revisar de acuerdo con el párrafo 37 de La Declaración de La Habana.

En ese contexto, observamos con optimismo la creciente actuación de los Estados Miembros para fortalecer la AEC, así como la contribución de los Miembros Asociados y el incremento del número de Observadores y la participación de ambos, especialmente en el impulso a los vínculos de cooperación y en el acercamiento hacia las necesidades del Caribe.

En relación con la cooperación, debemos ser creativos en las maneras de desarrollarla dentro de la Asociación, al tiempo que promovamos la cooperación internacional hacia la Cuenca del Caribe, en las áreas priorizadas de interés común.

Las dificultades económicas que obstaculizan el comercio y las inversiones en áreas fundamentales como el transporte, el turismo, entre otras, nos obligan a buscar soluciones novedosas y factibles. En ese sentido, resulta necesaria la búsqueda y gestión de recursos que permitan llevar a vías de hecho los programas y proyectos que fueron establecidos como prioritarios en el Plan de Acción para el período 2016-2018.

En ese espíritu, se convocó a la Primera Conferencia de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe. Esta ha constituido un ejercicio exploratorio de nuevas formas de gestión de recursos financieros y tecnológicos para la implementación de los programas de cooperación de nuestra Asociación.

Compañero Presidente

Distinguidos Ministros:

Estimada Secretaria General:

El Caribe podrá contar siempre con Cuba. Nuestro país seguirá defendiendo en los foros regionales e internacionales los legítimos intereses de las naciones caribeñas, merecedoras de la gratitud de nuestro pueblo y gobierno, por el respaldo solidario y valiente que nos han ofrecido en todo momento.

No podría finalizar sin antes agradecer las muestras de solidaridad y afecto brindadas al pueblo y al gobierno de Cuba por nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños, tras la desaparición física del Comandante de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz.

Deseo expresar el homenaje de Cuba y nuestra Asociación al Presidente de Haití, René Preval, siempre lo recordaremos como un líder del Caribe y como un amigo de Cuba.

Leales al legado de nuestros próceres, Cuba renueva el compromiso con la Asociación de Estados del Caribe y reafirma su voluntad de continuar trabajando en pos de la integración regional.

Muchas gracias.

Tomado de Cubaminrex