Deja un comentario

14 de junio. Natalicio de Maceo y el Che.

 

Resultado de imagen para maceo y che guevara

Junio se viste de entereza y bravura para rendir homenaje a dos hombres que dejaron imborrable huella en la historia Patria. Leyenda uno de nuestras guerras insurrectas por su valentía y determinación, el otro por sus grandes ideales, solidaridad y entrega a lucha final por la anhelada independencia. Para orgullo de los cubanos, unió el destino en dos fechas similares, aunque distantes en el tiempo, los natalicios del mulato alto y fornido que se convirtió en general de nuestras tropas mambisas y del eterno Comandante Guerrillero. En Punta Brava, en la oriental Santiago de Cuba, nacía el 14 de junio de 1845 Antonio Maceo y Grajales. Con apenas 23 años se incorporó a las filas insurrectas, en las que demostró ser un gran estratega militar y dejó para la posteridad incontables anécdotas que inmortalizan su sentimiento independentista. Así lo describía el coronel del Estado Mayor del Ejército español, Ramón Domingo de Ibarra, tras uno de los tantos combates protagonizados por el Titán y en el que fue gravemente herido: “Sereno y arrogante, venía guiando el primer escuadrón, treinta pasos al frente de la tropa, un jinete enemigo, que luego supimos era Maceo; sobre su brioso caballo Guajamón, con un sombrero de fieltro de anchas alas y oscuro chaquetón abrigo; en la mano derecha un revólver que de vez en cuando disparaba; volviéndose después a los suyos como para darles ánimo…” Se cuenta que el líder Mambí, quien gozaba de gran prestigio entre las tropas, siempre respetó al enemigo, rechazó cualquier acto de deshonor y dejó claro que ante todo era un patriota, “ninguna circunstancia, situación, conveniencia particular o de interés general, me harían variar de parecer”, subrayaba en carta enviada a Máximo Gómez. ? Ochenta y tres años después, en tierras Argentinas, comenzaba su vida en Ernesto Guevara de La Serna, quien sumara desde su juventud esfuerzos a la causa revolucionaria y latinoamericanista. Con este ideal se sumó a los expedicionarios del yate Granma, no sin antes haber conocido a fondo la realidad de los pueblos del sur del Río Bravo. Le describió el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, “como una de esas personas a quien todos le tomaban afecto inmediato, por su sencillez, por su carácter, por su naturalidad, por su compañerismo, por su personalidad, por su originalidad, aun cuando todavía no se le conocían las demás singulares virtudes que lo caracterizaron”. Y es que decir Che siempre nos traslada hasta el hombre jaranero y atento, intelectual y trabajador, el médico, el ministro, el estadista, el hombre con gran visión de futuro y convicción humanista. Maceo y Che, dos ejemplos, dos héroes, dos guerrilleros a los que las balas no pudieron matar, sino que abonaron su permanencia en la marcha de nuestro pueblo. Este 14 de junio honramos a dos titanes eternos.

Brigada Médica Cubana en Bolivia HIC Chacaltaya Y.F.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: