Deja un comentario

Cuba sigue castigada

Por Yadira Escobar

Las tarjetas de crédito te pueden salvar en un momento transitorio de urgencia. Si no puedes usarlas en tiempos de crisis, sabes que pudieras morir en las calles sin poder pagar un techo barato de emergencia sino fuese por ese dinero adelantado por los acreedores. En el mundo que vivimos es vital el acceso a la banca para todo proyecto humano, ya sea individual o colectivo. Cuba, con todos sus cubanos necesita insertarse en las estructuras financieras Internacionales sin que los bancos sean perseguidos por hacer negocios prohibidos por el embargo.

Es verdad que las relaciones entre Washington y La Habana han modificado en algo las sanciones contra Cuba, pero el castigo continua y ahora con mas disimulo debido al velo engañoso que dichos cambios produce en la opinión pública. Un pueblo nunca debe ser castigado (mucho menos por la mayor potencial económica, financiera y militar que es Estados Unidos) por sus afiliaciones políticas, y la historia no perdonará el abuso.

La peligrosa percepción de que ya Cuba no está bajo sanciones se convierte en una presión política subjetiva. Todas las personas de buena voluntad dentro y fuera de la isla pueden confundirse y eso no favorece la lucha contra el embargo. Las sanciones continúan siendo un bloqueo por causa del carácter y tamaño de la economía norteamericana en el planeta.

Obama a última hora permite a Cuba vender productos farmacéuticos en Estados Unidos, pero sólo una vez que la FDA lo autorice (ahí comienza la verdadera lucha, aunque ya en otro terreno). Es como un señor muy rico que nos invita por presiones sociales a un banquete en su casa, y luego le dice al mayordomo que no nos deje pasar. Estas medidas nos ponen felices, pero cuidado con la embriaguez que la fiesta no da para tanto.

El precio porque te dejen vender en el mercado norteamericano puede ser mayor que el beneficio sino se negocia con sabiduría.

Obama tenía poder ejecutivo para hacer mucho más por los cubanos en la isla, pero el Partido Demócrata está mal aconsejado y condicionado al proyecto globalista y neo-liberal. El partido sólo le dejó hacer el gesto pomposo y social-demócrata que no entra en conflicto con la vieja idea de cambio de régimen.

La subversión sigue en pie y Obama se retira dejando un daño que sólo con el tiempo se sabrá en su real dimensión. Superficialmente Obama ha superado la vieja política pero su esencia quedó consolidada y embellecida bajo formas sutiles peligrosas para la soberanía de Cuba. La política que hace énfasis en beneficiar sólo a quienes trabajan en el sector no estatal de la economía excluye a la mayoría de los cubanos que viven y creen en un modelo más estatal. De soberanía se trata ante todo, y eso nunca debemos olvidarlo.

(Blog de la autora)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: