Deja un comentario

La donación de sangre es un acto humanitario, voluntario y altruista. Qué más debemos conocer????

images (10)images (11)

El hecho de donar sangre demuestra una actitud responsable y solidaria que hay que imitar.

El donante ideal es aquella persona (hombre o mujer) saludable, que dona sangre una o más veces al año. Se caracteriza por su elevada generosidad y altruismo, que acuda a donar por el deseo de ayudar a salvar la vida de los demás, sin esperar nada a cambio.

La sangre donada se utiliza para salvar vidas por medio de las transfusiones de sangre, la elaboración de medicamentos y reactivos.

Es revisada en los laboratorios de los bancos de sangre, ya que esta puede transmitir enfermedades infecciosas, aunque el donante no tenga signos y síntomas de la enfermedad en el momento de la donación.

Determinación del grupo sanguíneo. Determinación de anticuerpos irregulares. Determinación de sífilis. Determinación del VIH (SIDA). Determinación de hepatitis B y C. Determinación de GPT (transaminasas). Después se separa por componentes, así el paciente recibe sólo lo que necesita y con una sola donación se ayuda a varios enfermos.

Descomposición de la sangre

Concentrado de hematíes (glóbulos rojos)

Se obtiene de la separación, por centrifugación, de la mayor parte del plasma de una unidad de sangre total. Está formado por glóbulos rojos y una pequeña cantidad de plasma. Su conservación se realiza en las mismas condiciones que la sangre total y dura 42 días. Es el producto más indicado en el tratamiento de la mayor parte de las anemias.

Concentrado de plaquetas

Son las plaquetas procedentes de la sangre total suspendidas en un pequeño volumen de plasma, unos 60 ml, obtenidos a partir de la centrifugación de plasma proveniente de la primera separación. Las plaquetas sólo se pueden conservar 5 días a 22ºC. Se utilizan fundamentalmente en enfermedades graves acompañadas de una disminución importante de plaquetas, tales como leucemias, algunos cánceres, etc. Habitualmente, una transfusión de plaquetas precisa, como mínimo, los concentrados procedentes de seis donaciones.

Plasma fresco

Éste se utiliza para tranfusión –un 25%- y para fabricar hemoderivados farmacéuticos que se administra también a los pacientes, pero en forma de medicamentos. Una vez se han separado los hematíes y las plaquetas, el plasma que nos queda se congela por debajo de -30ºC. Esta congelación se debe hacer durante las primeras 6-8 horas de la extracción para preservar los factores de la coagulación que posee. El plasma fresco congelado se somete posteriormente a una serie de procesos para aislar las diferentes fracciones plasmáticas.

Productos que provienen del Plasma

  • Albúmina
  • Concentrado de antitrombina III
  • Concentrado de factor VIII
  • Concentrado de factor IX
  • Gammaglobulina inespecífica

Con una donación, se salvan tres vidas. La cantidad donada sólo representa el 10% de la sangre que normalmente se posee, porcentaje que no interfiere con el funcionamiento normal del organismo. Se puede hacer a cualquier hora del día, sin necesidad de condiciones especiales. Los tratamientos de cáncer, la cirugía compleja, los accidentes de tráfico, los trasplantes de órganos,… serían imposibles sin donaciones de sangre. No puede ser motivo de comercio. Ni se compra ni se vende. La sangre no puede fabricarse.

Requisitos para donar sangre

  • Edad: entre 18 y 65 años
  • Peso: superior a 50 kilos
  • Tensión diastólica (baja): no superior a 10
  • Tensión sistólica (alta): no superior a 18
  • Pulso: regular, entre 50 y 110 pulsaciones
  • Valores hemoglobina hombre: superior a 13,5 gr./dL.
  • Valores hemoglobina mujer: superior a 12,5 gr./dL.
  • No haber tenido infecciones víricas (catarro o faringitis) en los últimos 7 días.

Frecuencia ideal para la donación

  • Frecuencia de la donación en hombres: máximo cuatro veces al año.
  • Frecuencia de la donación en mujeres: máximo tres veces al año.
  • Periodo mínimo entre donaciones: dos meses.

Pasos para donar

  • Acudir a un centro de transfusión, banco de sangre hospitalario o unidad móvil.
  • Inscripción administrativa (llevar siempre el DNI o carn’e de identidad).
  • Lectura del cuestionario con las condiciones para donar.
  • Entrevista con el médico y chequeo (tensión arterial, pulso, análisis) para verificar la condición de salud del donante.
  • Donación de sangre.

¿Qué hacer después de donar?

  • Presionar en la zona de punción al menos cinco minutos.
  • Reposar durante diez minutos.
  • Comer o beber algo.
  • Aumentar el consumo de líquidos durante las siguientes 24 horas.
  • No fumar hasta después de media hora.
  • No consumir alcohol hasta después de comer.

La organización de la donación voluntaria de sangre en Cuba, iniciada en 1962, creció de manera sistemática hasta alcanzar y superar la meta propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una entrega de sangre por cada 20 habitantes.

Para ello Cuba cuenta con una red destinada a garantizar autosuficiencia de sangre y componentes con máxima calidad y seguridad basada en la donación altruista.

Además, es objetivo del país impulsar el desarrollo tecnológico y científico técnico en uso de esta terapéutica y en obtención de nuevos productos para uso clínico y de laboratorio, de manera segura, eficaz y eficiente.

La primera de ellas realizada en Cuba, es de la autoría del Dr.Claudio Delgado Amestory, -médico colaborador del doctor Carlos J Finlay-, con sangre procedente de un carnero y suministrada a un sujeto atacado de rabia.

En 1878, en el Hospital “San Juan de Dios” de la ciudad de La Habana, se realizó la primera transfusión de sangre humana a un paciente. No obstante, es después del descubrimiento de los grupos sanguíneos ABO, por Landsteiner en 1900, que este método se consolida en nuestro país, organizado fundamentalmente en hospitales maternos.

El sistema de salud cubano ha sentado las bases para un eficiente y correcto desarrollo y uso de las donaciones de sangre, para ello ha creado bancos de sangre provinciales y municipales de acuerdo con las necesidades asistenciales. Se creó el Grupo Nacional de Hematología y Bancos de Sangre que dirige la formación de médicos especialistas, otros profesionales dedicados a la actividad y técnicos medios de esta especialidad. Por la importancia que reviste el abastecimiento de derivados de la sangre en el nivel nacional, recién se ha creado el Programa Nacional de Sangre que resume todas las aspiraciones de este campo

El país cuenta con una red de bancos de sangre que parte de la necesidad de las donaciones de sangre para poder cumplir las funciones establecidas. Tiene organizada una Comisión Nacional de Medicina Transfusional, la cual está integrada por: Instituto de Hematología Inmunología, bancos de sangre, Laboratorio de Fraccionamiento de Plasma, Centro de Inmunoensayo, Centro de Inmunología Molecular, Centro Investigaciones Biológicas, Laboratorio Nacional de Control VIH, Comité de Defensa de la Revolución, Cruz Roja Cubana, Centro Estatal de Control Medico y Reactivos (CEDMED). Se realizan en el país aproximadamente medio millón de donaciones voluntarias de sangre y plasma en el año (5 % de la población). De ellas, 29 000 pertenecen al programa de donación por aféresis, que se encarga de recolectar plasma normal y plasma con anticuerpos contra los agentes causales del tétanos y de la hepatitis B y contra el antígeno D (Rho). Se transfunden en igual período más de 400 000 unidades de sangre y componentes. Todos los donantes son voluntarios y se someten al tamisaje para la detección de anticuerpos contra el VIH 1 y 2, contra el virus de la hepatitis B y C y contra el agente causal de la sífilis (VDRL), toda la sangre colectada.

Funciones del Programa de Sangre de Cuba
  • Garantizar la autosuficiencia de sangre y componentes con la máxima calidad y seguridad basada en la donación de sangre altruista.
  • Promover el desarrollo integral del Programa de Sangre sobre bases éticas acordes a nuestros principios socialista.
  • Impulsar el desarrollo tecnológico y científico técnico en el uso

de esta terapéutica y en la obtención de nuevos productos para uso clínico y de laboratorio.

Es, quizás, una de las la estructuras sanitarias que más se asemeja a una empresa y básicamente como tal debe organizarse. Existen tres servicios definidos dentro del Banco de Sangre: donaciones de sangre, procesamiento de las unidades obtenidas y transfusión de las mismas. En Cuba la mayoría de los Bancos de Sangre realizan las dos primeras actividades. La transfusión de la sangre es practicada en los servicios de transfusiones de los hospitales.

Por: Ecured

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: