Deja un comentario

La guerra que puede provocar María Eugenia Vidal

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, no sólo está provocando la reacción del resto de los mandatarios por la actualización del Fondo del Conurbano, sino también con otro asunto que ya genera revuelo en la provincia de Neuquén, donde se habla incluso de “guerra”. Sucede que desde su gobierno pretenden quedarse con 201 mil litros por segundo del caudal del río Negro, cuando el río trae entre unos 320 y 400 metros cúbicos por segundo, para regar el sur bonaerense, a lo que se opone el gobierno de Omar Gutiérrez.

foto_diario_rio_negro

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, proyecta un trasvase del río Negro al río Colorado para regar el sur bonaerense y desató la furia del gobierno de Neuquén, Omar Gutiérrez, que considera “inviable” la idea, que se desató una guerra, al menos, virtual.

La Provincia se opuso por la forma en que se planteó el tema en una reunión de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas pero por fuera de temario lo que implicó que ni siquiera figure en el acta, amen de que existe una ley en la provincia de Río Negro que prohíbe trasvasar agua de un río a otro, y de que no existe un estudio serio para poder asegurar ese caudal todo el año.
Es que, a diferencia del riego del Alto Valle, en la zona pampeana se podría regar todo el año.
El representante de Neuquén en la AIC, Elías Sapag, contó al diario ‘Río Negro’ que el 4 de abril en una reunión del comité ejecutivo del organismo interprovincial se hizo presente el presidente de la Autoridad del Agua de Buenos Aires, Pablo Rodríguez, con el representante de esa provincia, Haroldo Lebed donde solicitaron hacer un cupificación del uso del agua de la cuenca.
“Presentan ideas sin ningún estudio o términos de referencia, y entonces se quedó en que se iba a hacer un estudio de un plan hídrico”, sostuvo.
El neuquino explicó que nunca se habló del trasvase del agua pero que en la presentación se hace mención al tema en forma secundaria. El 16 de mayo, el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Buenos Aires, Miguel Tezanos Pinto, ratificó el pedido y dice que hay que votar el pedido. Se trataría de un trasvase hacia otra cuenca que podría ser el río Colorado pero no está claro en el estudio previo que se presentó dónde se haría. En el encuentro de la AIC, el pedido obtuvo el apoyo de Buenos Aires, obviamente, y de la provincia de Río Negro.
Sapag precisó que la vecina provincia tiene prohibido los trasvases por la ley 1906 que derogó una norma de la dictadura que la permitía y expuso que Neuquén tiene el 60% de la cuenca, y Buenos Aires sólo un 4%.
“Es inviable otorgar los 201 metros cúbicos por segundo en forma permanente, por el propio ciclo hidrológico del río y de los usuario, ya consolidados en la cuenca como las ciudades, la fruticultura, horticultura, industria y energía”, escribió Sapag en una nota que elevó al gobernador Omar Gutiérrez.
Sostuvo que una decisión como la que se pretende debería ser adoptada por el Consejo de Gobierno de la AIC que integran los gobernadores y no por el comité ejecutivo que forman los representantes técnicos.
Según publicó el sitio ‘La Política Online’, la provincia de Buenos Aires pretende regar 1.100.000 hectáreas con aguas del río Negro llegando a los partidos de Villarino y Patagones e incluso a tierras cercanas a Bahía Blanca.
Fue Ramón Sánchez, representante técnico de la comisión hídrica de la provincia de Buenos Aires ante la Autoridad de Cuencas, quien dijo al diario ‘La Nueva Provincia’ que el proyecto de riego con aguas del río Negro involucra a 1.100.000 de hectáreas.
“El Limay no llega a 300 metros cúbicos por segundo en la zona de la Confluencia y el río Neuquén a 70; estamos con un caudal sumamente bajo comparado con otros años, y Buenos Aires pretende quedarse con un cupo de 201”, dijo el subsecretario de Recursos Hídricos de Neuquén, Horacio Carvalho, en declaraciones que cita el diario ‘La Mañana de Neuquén’.
Pero la estrategia de Vidal es tirar de la cuerda para quedarse con un cupo mayor de agua para riego. La presentación de Buenos Aires en la la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas fue reavivado por la Gobernadora en los últimos meses. El punto que señalan en Buenos Aires para el trasvase es Chelforó, una localidad rionegrina de alrededor de 100 habitantes que descansa a pocos metros de río Negro. Ese poblado tiene una ubicación clave, toda vez que es uno de los puntos más cercanos entre los ríos Negro y Colorado.
La provincia de Neuquén es la única que se opone frente a los votos positivos de los representantes de Buenos Aires, Río Negro y el Estado nacional.
“En Buenos Aires están engañando a los productores rurales diciéndoles que van a llevar agua para regar 1.100.000 de hectáreas, cuando técnicamente eso es imposible”, aseguró Sapag.
En Neuquén el tema se instaló en la campaña. La candidata a diputada nacional por el MPN, Alma ‘Chani’ Sapag, salió con los tapones de punta contra la gestión de Vidal.
“La provincia de Neuquén ya denunció oportunamente la intención de irrigar 600 mil hectáreas bonaerenses con nuestro recurso hídrico. No lo aceptamos entonces, y lo vamos a aceptar ahora”, dijo.
En el MPN sostienen que la difusión de este proyecto se inscribe en un plan mayor de avanzada sobre los recursos neuquinos propiciado por el gobierno nacional. Sapag fue clara y aseguró que de concretarse el trasvase se secarían las cuencas en cuestión puesto que la superficie que se plantea irrigar requiere la totalidad del agua que por ellas corre.
Las declaraciones de Sapag generaron chicanas por parte del diputado nacional por Neuquén, Leandro López, quien forma parte del bloque Unión Pro. “Hola, en Neuquén generamos oxígeno y no quiero que lo respiren los bonaerenses. Soy @Chani_Sapag y tengo pasión por la campaña del miedo!”, escribió en su cuenta de ‘Twitter’.
López lanzó una serie de tuits acusando de “ridícula” a Sapag. “Que ridícula! El agua que pasa no vuelve más! Va al mar!”, escribió.
Según ‘La Política Online’, el argumento del diputado oficialista es que según el curso natural del agua -desde los Andes hacia la salida por el Atlántico- el trasvase de Chelforó (en Río Negro) no afectaría a Neuquén, toda vez que el caudal en esa provincia permanecería inalterable.
Tomado de Urgente 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: