Deja un comentario

La cifra de periodistas asesinados aumentó más del doble en 2020, pero ninguno fue en #Cuba.

Por Arthur González.

A pesar de los millones de dólares que aprueba Estados Unidos para demonizar a la Revolución cubana, con el propósito de que la gente llegue a creer que en Cuba se violan los derechos humanos, la verdad se impone y sale a flote, a pesar de esa propaganda subversiva.

Son tantas las verdaderas violaciones a los derechos de los ciudadanos de este mundo, que las campañas anticubanas no pueden demostrar las mentiras que fabrican y publican contra Cuba, y el caso de los periodistas asesinados en una evidencia de ello, porque ninguno aconteció en la Isla socialista que tanto odia Estados Unidos. 

Cifras oficiales reportadas por la principal organización profesional del mundo, la Federación Internacional de Periodistas, indican que en el año 2020 en el mundo fueron asesinados 66 periodistas y otros miembros de los medios de comunicación, en ataques selectivos, explosiones de bombas e incidentes con armas de fuego, 16 víctimas más que en 2019, pero ni un solo caso se produjo en Cuba.

Medios pagados por los yanquis publican cifras de detenciones temporales de supuestos periodistas, que jamás estudiaron en las universidades cubanas, ni foráneas, fabricados por los yanquis para divulgar noticias falsas en las redes sociales, que reciben financiamiento de la CIA apantallados en la NED y la USAID, en sus operaciones de acciones encubiertas desarrolladas contra la Revolución, a fin de distorsionar la realidad de la isla.

Sin embargo, poco se divulga de los 908 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación de la Unión Europea, que en el año 2020 fueron agredidos en los 27 países del bloque, donde 23 periodistas han sido asesinados desde 1992 y en su mayoría en estos últimos seis años, según datos de la Comisión Europea.

¿Por qué el Parlamento europeo no aprueba una resolución para condenar y sancionar estos crímenes en sus propios países?

Para ver la paja en el ojo ajeno siempre están prestos a sancionar, pero para sus miembros la contemplación es pasiva, como son los asesinatos de periodistas ocurridos en Eslovaquia, Malta y el reportero holandés Peter R. de Vries, que informaba sobre la violencia del bajo mundo criminal de Holanda.

Si en Cuba o Venezuela sucediera algo similar, los parlamentarios europeos de inmediato aprobarían, por amplia mayoría, una resolución de condena, pero ya sabemos que donde existe otro tipo de gobierno la reacción es, si acaso, de “preocupación” sin llegar a las sanciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: