Deja un comentario

Un poco de coherencia, por favor.

Por Ernesto Estévez Rams

Un poco de coherencia, por favor. Por Ernesto Estévez Rams

1) Me resulta indignantemente curioso la pasividad de muchos frente a los llamados a la violencia contra un joven cubano, Michel E. Torres Corona, por aparecer en un programa de denuncia de la televisión cubana. No por opinarse poco creible la amenaza esta es menos real. En las redes, un enajenado ha pedido que se le asesine. Valdría la pena una respuesta colectiva desde todas las instancias frente a la barbaridad. Una amenaza a uno, es una amenaza a todos.

No es la primera vez que esto ocurre, otros realizadores, algunos asociados también al programa ConFilo y la Pupila Asombrada, han sido amenazado de muerte; Israel Rojas Fiel, el cantante de Buena Fe también ha sido victima de amenazas concretas; Raúl Torres ha sido otro blanco del odio concreto.
El silencio que ha acompañado tales delitos habla de la selectividad incoherente de quienes están siempre prestos para la histeria, cuando a uno de su combo lo tocan con el pétalo de una rosa. Pero también habla de la otra incoherencia, la de quienes deberían saber mejor. Defendamos siempre a los nuestros, no vaya a ser que cuando vengan por nosotros, estemos solos.

2) El día que ocurre un aniversario más del comienzo de uno de los genocidios más grande de la historia de la humanidad, preámbulo a otro genocidio posterior de color negro, un canal de la televisión cubana decide poner una película hollywoodense con mirada colonizante de aquellos sucesos. Un filme donde la visión de Colón no dista de la cualquier otro superhéroe blanco, europeo y cristiano, llegado a tierras de salvajismos.

Me recuerda otra incoherencia, no hace mucho, que el mismo día que drones del ejercito de los ee.uu asesinaban a un general iraní, héroe en su país, un canal nuestro decide poner una película yanqui donde, en inversion de la realidad, drones manejados por los malos intentan asesinar al presidente de ese país.

La embajada de los EE.UU en Cuba seguramente agradeció al canal que, en el momento de indignacion internacional frente a la tropelía, ella les haga la labor de lavado de cerebro, sobre quienes son realmente los buenos y quienes los malos de acuerdo a la hegemonia imperial.
Con tantas películas de nuestro continente, algunas de ellas ganadoras en nuestros propio Festival de Nuevo Cine Latinoamericano, donde la conquista se mira con el ojo de los vencidos, los pueblos originarios, se escoge la visión del colonizador.

Ese mismo día una página oficial de un ministerio nuestro, que debería saber mejor, publica una nota del hecho, “celebrando”el “descubrimiento”. Que Dios nos coja confesados antes que nos quemen en su nombre en alguna hoguera, para bien de la civilización democrática.

Quisiera pensar que en todo ello no se trata de un hecho consciente, sino de una instancia mas de aquello que dice que no culpemos a las malas intenciones, lo que puede ser achacado a la ignorancia.

3) No logro entender bien como se conforma la parrilla televisiva de nuestra tan, pero tan, incoherente TVC. La Pupila Asombrada parece un convidado de piedra que no pueden quitar pero no saben donde colarla. Uno de los programas de mejor factura que nuestra televisión irradia, y precisamente uno de los pocos de raigal acercamiento al pensamiento antimperialista, anticolonial y revolucionario desde la cultura, ha tenido más cambios de horarios, la mayoría para mal, que vestidos de quince en la arquetípica fiesta kitsch.

¿Logrará la TVC darle el espacio de preeminencia que se merece a un programa tan necesario en este momento de aguda batalla simbólica que nos comprende a todos, pero que debería sensibilizar en primer lugar a la propia TVC? ¿Dejarán de considerarla la cenicienta deambulante y la asimilarán como un espacio necesario, en primer lugar para adolescentes y jóvenes tan huerfanos de visiones desentoxicantes de toda la chatarra musical que les facilita nuestros propios canales de forma acrítica? ¿Se tendrá el tino de anclar a la La Pupila Asombrada en un horario asequible, un día que no coincida con otros espacios de similar intención, como ConFilo, y a una hora que no sea pegada a la del momento en que despiertan los vampiros?

Un poco de coherencia por favor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: