Deja un comentario

EE. UU. juega a la guerra en Europa

Ucrania es el vórtice del conflicto, la base del pretexto para mostrar los «músculos» de un imperio al que se le desvanece el sueño de sheriff mundial

Marine runs in combat

Foto: Michael Sugrue

El mundo está a punto de enfrentar lo que puede convertirse en el conflicto bélico más grave en la historia de la humanidad. Si estalla la guerra en Eurasia se pondría en juego no solo la hegemonía de una u otra potencia o bloque, estaría sobre el tapete del peligroso «juego geopolítico» la existencia de la civilización humana.

 No se trata de otra conflagración convencional como las sufridas en el siglo XX durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Ahora miles de armas de última generación apuntan al corazón de ciudades y pueblos de uno y otro bando.

Los bloques en confrontación poseen armas nucleares, climáticas y otras, capaces de exterminar varias veces la vida en la Tierra.

Ucrania es el vórtice del conflicto, la base del pretexto para mostrar los «músculos» de un imperio al que se le desvanece el sueño de sheriff mundial.

Expertos y decisores estadounidenses involucrados en la trama contemplan al mundo no con la mirada responsable que se espera de los de su clase, sino con la de los personajes del oeste que encarnara en su tiempo John Wayne.

Washington no repara en falsear la realidad una  y otra vez sobre lo que sucede en Ucrania y construye el casus belli de una guerra que imaginan poder ganar y que, como han concebido utilizando una lógica totalmente fuera de contexto, se desarrollará lejos de su territorio.

La Casa Blanca amenaza con «imponer costes significativos» en caso de ataque ruso, un ataque improbable a no ser que medie una seria provocación, mientras  Moscú exige dejar a Ucrania fuera de «juegos geopolíticos», y promete responder de forma devastadora a un ataque enemigo.

Los medios construyen un escenario donde el espantajo de la amenaza rusa es utilizado con desvarío. Desde finales de marzo, dicen, imágenes de satélite y videos filtrados en las redes sociales muestran un amplio despliegue de artillería pesada y tropas rusas hacia la región del Dombás, en el área fronteriza en el este de Ucrania.

De acuerdo con el grupo de investigación Conflict Intelligence Team, «el Kremlin ha trasladado grandes contingentes militares a la zona», señala BBC Mundo.

Pocos medios mencionan la expansión de la presencia de la OTAN cerca de las fronteras rusas y las maniobras cada vez más provocadoras de sus fuerzas navales en el Mar Negro.

Aviones de combate de la OTAN sobrevuelan territorios cercanos a la frontera con Rusia y se protagonizan acciones desestabilizadoras en varios países vecinos, con el fin de crear aún más inestabilidad en la región.

Muchos esperan el resultado de las conversaciones entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, que se realizarán hoy.

Confiemos en la cordura, esperemos que Washington, líder mundial en construcción de pretextos bélicos, se abstenga esta vez de jugar a la guerra. Recodemos las operaciones con bandera falsa en Venezuela y, más atrás en la historia, Iraq, Afganistán, Libia, Siria, Granada, el Golfo de Tonkin en Vietnam, Cuba… y cómo finalizaron para ellos.

Autor: Raúl Antonio Capote

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: