Deja un comentario

Senel Paz y la grandeza de la humildad

Al escritor y guionista cubano Senel Paz no le gustan mucho los homenajes, pero sonríe amablemente y habla con modestia cuando lo halagan por sus libros y mira desde lejos, como si fuesen obras de otro.

La víspera, el autor de «El lobo, el bosque y el hombre nuevo» recibió el Premio de Literatura Ernest Hemingway 2020, que otorga el Movimiento Literario e Histórico Internacional homónimo, con sede en Estados Unidos.

Es una gran satisfacción recibir este premio con el nombre de un escritor tan importante en la historia de Cuba por su amistad y cariño hacia la isla, dijo tras recibir el galardón durante una ceremonia realizada en el museo Finca Vigía, la residencia habanera de Hemingway por más de 20 años.

Y aunque no le gustan mucho los reflectores y las fotos, sonrío a las cámaras que acompañaron la entrega del lauro por su trayectoria en la literatura y las artes en general.

Senel Paz aún recuerda con nostalgias sus tiempos de periodista en Camagüey, una profesión por la que siente un profundo respeto, pero que decidió abandonar arrastrado por una pasión aún más grande: la de escritor.

Así dijo en declaraciones a Prensa Latina durante la edición del Havana Film Festival, realizado en 2019.

En esa oportunidad, la cita cinematográfica en Nueva York destinó un espacio para que el autor cubano hablara de sus experiencias en el mundo del cine, particularmente, en la escritura de guiones.

Uno de los trabajos más reconocidos de Senel es su guion para el largometraje Fresa y Chocolate (1994), dirigido por dos figuras legendarias del cine de esta isla caribeña, Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío.

Hasta la fecha, ese es el único filme cubano nominado al Premio Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

Precisamente, el guión de Fresa y Chocolate está basado en la multilaureada obra «El lobo, el bosque y el hombre nuevo», un cuento de Senel Paz editado en numerosos idiomas y con más de 25 versiones teatrales.

También la novela «En el cielo con diamantes» ha sido muy bien recibida por el público y la crítica especializada, y cuenta con traducciones en varios idiomas.

Mientras que entre sus guiones para cine figuran los de populares películas como Una novia para David y Adorables mentiras.

A sus 72 años y con el aval de ser considerado uno los guionistas más sobresalientes de la cinematografía cubana, Senel Paz mira a las cámaras con su humildad de guajiro de Fomento, el pequeño pueblo de Sancti Spíritus que lo vio nacer.

Tomado de CubaSí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: