Deja un comentario

Cada vez hay más muertes en el intento de migrar

Foto: Obra de Michel Moro

Dimensiones de escándalo internacional y reclamos de investigación minuciosa por las Naciones Unidas tuvo un grave incidente el viernes de la semana pasada en la frontera de Marruecos con España, cuando al menos 37 migrantes irregulares perdieron la vida y cientos resultaron heridos, incluidos 13 graves.

Las víctimas fallecieron por la represión de los militares, aplastamiento o asfixia, al producirse una avalancha humana y quedar atrapadas en una vaguada cercana al perímetro fronterizo.

Mientras las autoridades responsabilizan a las mafias de lo ocurrido, el portavoz del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas consideró que hubo un uso excesivo de la fuerza en ambos lados de la frontera.

En referencia a lo que muchos medios han calificado como una «masacre», el funcionario de la onu, Stéphane Dujarric, señaló que se observó un «uso de fuerza excesivo» por las autoridades, lo que debe ser investigado porque es «inaceptable». Recordó que los Estados «tienen obligaciones» en virtud del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos.

Por su parte, el Comité de Naciones Unidas para la Protección de los Trabajadores Migrantes y sus Familias instó a los gobiernos de España y Marruecos a abrir «inmediatamente» una investigación «exhaustiva, independiente y transparente», con lo que ambas partes se comprometieron.

Tres días después del deplorable episodio en las fronteras de la Unión Europea, del otro lado del Atlántico, en San Antonio, Texas, Estados Unidos, aparecieron asfixiados en el tráiler de una rastra 51 migrantes irregulares, y 16 fueron rescatados con vida, incluidos cuatro menores.

El hallazgo se produjo tras escucharse los gritos desde el interior del contenedor, que no tenía agua, aire acondicionado ni oxígeno, con temperaturas de alrededor de 40 grados centígrados en el exterior.

Además, alguien detectó un cadáver en el entorno de la rastra, abandonada en las cercanías de una base militar, a 16 kilómetros de San Antonio y a 250 de la frontera mexicana.

Las primeras investigaciones señalan a tres detenidos, y que la matrícula del vehículo era estadounidense, lo que le facilitaba circular por la frontera sin obligatoriedad de revisión.

La Casa Blanca se ha comprometido a esclarecer el hecho y desmantelar las redes de trata, cuando EE. UU. reporta altos picos de inmigración y la ruptura del récord histórico de registro de entrada de ilegales, con más de 239 000 en mayo pasado, que tiene como epicentro a la frontera con México.

Pocas horas después se conoció que más de 22 migrantes desaparecidos y 71 sobrevivientes fue el resultado de la más reciente tragedia en el Mediterráneo Central; mientras otras 500 personas rescatadas y a bordo de buques de organizaciones humanitarias europeas esperaban ser llevadas a tierra firme.

NOTICIAS QUE YA NO SON

Estas noticias hace tiempo sobresalen entre los titulares mediáticos en todas partes del mundo; pero son más recurrentes y crueles en la medida en que se profundiza la crisis económica mundial, los conflictos bélicos, los impactos de la pandemia, la pobreza, la hambruna, los bloqueos, las sanciones, la manipulación política del tema y muchos otros factores que han dado lugar a que expertos afirmen que atravesamos una de las mayores crisis migratorias de la historia, con más de cien millones de desplazados en los últimos dos años, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Indica el organismo que, solo en 2021, uno de cada 88 habitantes del planeta abandonó su suelo natal.

Añade que el 83 % de los migrantes globales se desplaza hacia países de renta baja y media, que a veces son lugares de paso hacia potencias como EE. UU. o la Unión Europea, pero las políticas de «blindaje migratorio» de esos países suelen cortar el camino de los migrantes antes de llegar al destino.

El proyecto Migrantes Desaparecidos, de la Oficina Internacional de Migraciones (OIM), reveló recientemente que desde 2014 se han registrado más de 4 000 muertes al año en las rutas migratorias de todo el mundo, pero es una estimación mínima, porque la mayoría de estas muertes no se registra.

Añade el informe que desde 1996 se contabilizan más de 75 000 fallecidos en el intento de emigrar, y 48 423 desde el 1ro. de enero de 2014 hasta 2022, estadísticas que reflejan parcialmente el desastre, pues no incluyen el nivel de sufrimiento que genera en familiares y confirman los peligros o riesgos de afrontar la aventura.

Los tres puntos más letales, según el proyecto de la OIM, son el Mar Mediterráneo, con 23 900 migrantes muertos o desaparecidos; África, con 11 400, y América con 6 200, el 60 % en la frontera de México y Estados Unidos.

De acuerdo con los pronósticos de los expertos, la fórmula de más migrantes y mayor cantidad de muertos en el intento, que se instala como tendencia en los dos últimos años, irá para peor a largo plazo, pues la enorme recesión generada por la pandemia va a cambiar drásticamente las migraciones.

La caída del PIB mundial, que ronda el 10 %, más pobreza y desigualdad, aumentarán la presión migratoria.

Estiman que las personas no dejarán de desplazarse, y terminarán haciéndolo en condiciones mucho más precarias, sin ningún tipo de protección legal y quedando a merced de diversas formas de violencia y de explotación, que van desde las redes clandestinas de trata de personas hasta distintas formas de estafa en los países de destino, donde pasarán a constituir una nueva capa de migrantes ultraprecarizados, indica el medio digital IzquierdaWeb.

La falta de seriedad, por algunos países, en la búsqueda de soluciones concretas a estos graves fenómenos, junto a la creciente tendencia a la polarización y conflictividad entre potencias, son considerados obstáculos para resolver problemas que requieren respuestas integradas o coordinadas a nivel internacional.

Recientemente, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, al abordar el enfoque regional del tema por Estados Unidos, denunció que la Declaración Hemisférica sobre Migración y Protección de Migrantes impuesta por Washington en la IX Cumbre de las Américas «es muestra de su visión racista, xenófoba y expoliadora de los migrantes. No atiende en modo alguno las causas reales de la migración».

Reafirmó que «será imposible obtener resultados concretos en la gestión de los flujos migratorios irregulares si no se materializan el diálogo y la colaboración genuinos entre todos los gobiernos implicados, para dar respuesta a un problema de naturaleza global».

Autor: Francisco Arias Fernández | internet@granma.cu

Tomado de Granma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: