Deja un comentario

En el barrio de Fidel (o uno de ellos)

Foto: Estudios Revolución

Las Canteras ha asumido para sí, como su propio himno, una de las tantas canciones dedicadas a Fidel; todos la saben y cantan con un acople tan perfecto que parece que la ensayan cada día, aunque dicen que han llegado a ese empaste coral porque todas las mañanas alguien, de forma espontánea, la entona mientras realiza esta o aquella tarea cotidiana o entra en ese solaz íntimo a que llevan las bellas remembranzas.

Los lugareños coincidieron frecuentemente con el Comandante en Jefe en su última etapa de faena científica. En los terrenos colindantes el Comandante en Jefe desarrolló sus investigaciones sobre planas proteicas.

Hoy también se desarrollan allí, con el cuido que llevan, las plantaciones de moringa, titonia, morera… Pero Las Canteras también recibió el influjo creador del líder de la Revolución, hombre que pensó y concretó un sinfín de ideas sobre el hábitat y la convivencia humana desde la armonía y el respeto al medioambiente.

Fidel nunca pasó desapercibido por Las Canteras, ni quiso hacerlo. Muchas fueron sus conversaciones con la gente del barrio, especialmente con los niños, a quienes gestionó la construcción de una escuela para acercar las clases al asentamiento.

El centro escolar multigrado, que lleva el nombre de otro ángel para la niñez cubana, Vilma Espín, se inauguró el 9 de abril de 2013. Precisamente aquí fue donde el líder histórico de la revolución cubana escuchó por primera vez la canción de Raúl Torres dedicada a Hugo Chávez, El Regreso del Amigo.

Las Canteras, barrio del municipio capitalino de Playa, ubicado en las colindancias de Bauta, jurisdicción de Artemisa, es una de las más de un centenar de comunidades que están en transformación en la provincia de La Habana.

Hasta allí llegó este viernes en la mañana el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, que fue recibido por Luis Antonio Torres Iríbar y César Hernández González, primeros secretarios del Partido Comunista de Cuba en la provincia y el municipio, respectivamente.

La transformación social e infraestructural del asentamiento se ha concebido desde la participación plena de quienes en ellos viven, como ha defendido el mandatario; o sea, que se haga de forma tal que estos procesos sean expresión de un acto cultural en toda la amplitud del término, de real transformación espiritual y material de quienes en ellos viven.

Usando como centro neurálgico y cultural la escuela de la comunidad, otro principio que ha defendido el Primer Secretario desde que se concibieron estos proyectos, en Las Canteras se avanza en la construcción de varios servicios, y se hacen, precisamente, donde Fidel sugirió que deberían estar, según explicó Rafael Peña, el delegado del Poder Popular en la circunscripción.

Foto: Estudios Revolución

Aledaña a lo que serán las casas del médico y la enfermera de la familia, se levanta una edificación que prestará varios servicios de Salud, incluido la atención a emergencias; Salón de Salud le dicen ya al lugar.

También avanza la construcción de un multiservicio, que tendrá bodega y otras tiendas; y está a punto de concluir el terreno deportivo para un mini-beisbolito, donde atletas de alto rendimiento llegados para la ocasión «calentaron» brazo junto al mandatario, quien también hizo sus swings y dio su batazo.

En el barrio, donde viven alrededor de 1 600 personas, de ellas más de 200 niñas y niñas, hay 598 viviendas, la mayoría dispersas, por lo que una de las dificultades está en el abasto de agua y otros servicios comunes; problemas a los cuales, sin embargo, se les van quitando «pedacito tras pedacito».

El Ministerio del Turismo y la Dirección de Seguridad Personal del Ministerio del Interior, son dos de las instituciones que apoyan la transformación de la comunidad, junto a los vecinos y una Mipyme.

El diagnóstico social y habitacional del proyecto se realizó con la asesoría y participación de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana; mientras que en su concepción urbanística han intervenido profesores y alumnos de la Universidad Tecnológica de La Habana, la icónica CUJAE.

Asentamiento espontáneo que empezó a crecer allá por la década de los 80, el barrio estuvo marcado por las ilegalidades en la vivienda, pero las acciones van favoreciendo el entorno y la vida de sus habitantes con apego a las ordenanzas y demás normas urbanísticas. Unas 200 familias ya hasta tienen hasta su libreta de abastecimiento.

Varias viviendas se levantan o mejoran, aunque más de 70 tendrán que ser reubicadas por estar aledañas a las márgenes del arroyuelo que por allí pasa, o por tener gran deterioro. También se va dando solución a los problemas de cerca de una treintena de madres solas con tres o más hijos menores de edad.

Un asunto al que le prestó atención Díaz-Canel fue a las personas desvinculadas del estudio o el trabajo, que no son pocas. Uno de los beneficios del desarrollo aquí del programa Sierra Maestra de plantas proteicas concebido por Fidel, fue dar empleo a una parte de los lugareños, pero todavía hay quienes solo realizan trabajos eventuales, o no estudian.

La transformación en los barrios es más que todo social, no solo se trata de cuestiones infraestructurales, reflexionó a propósito el Presidente cubano, que indicó gestionar más fuentes de empleo para la comunidad y establecer un programa de superación, aprovechando las excelentes condiciones de la escuela, para que los jóvenes puedan seguir preparándose, como pudiera ser la apertura de una Facultad obrera-campesina.

Tenemos que proponernos que los jóvenes de Las Canteras vayan a la universidad, y así cuando se gradúen, aporten sus esfuerzos e inteligencia como profesionales al desarrollo del barrio y a la transformación cultural de las familias que aquí viven, señaló.

En su recorrido por las nuevas obras y los callejones del asentamiento, Díaz-Canel indagó continuamente con los vecinos sobre si habían tenido la oportunidad de expresar sus ideas de cómo debía ser la transformación en su barrio y si estas se tomaron en cuenta, porque de eso es de lo que se trata, les dijo, que cambiemos el barrio con la participación de todos.

Además de la necesidad de que ustedes participen en todo lo que se está haciendo, ahora es importante ejercer un gran control popular, para que las cosas se hagan bien y todos los recursos que se emplean sean usado correctamente, para lo que se destinaron, les señaló también Díaz-Canel.

Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución
Foto: Estudios Revolución

Autor: René Tamayo León | internet@granma.cu

Tomado de Granma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: