Deja un comentario

Para Matanzas: Mi abrazo. Mi esperanza.

No repetiré las noticias. Los periodistas y medios están ahí, reportando minuto a minuto. // No creo que durmiera nadie. Incluso los que no estamos en Matanzas. Los videos de la explosión del segundo tanque, testimonios de bomberos, fotos, llanto amargo, susto, temor, fuego extendido, redes y transformadores eléctricos cercanos destruidos, vapor, humo, calor intenso… Y ese cielo rojo…
Informarse, repito, por las vías oficiales, que además de las noticias comprobadas ofrecen consejos imprescindibles para protegerse del humo y demás. // Quiero encontrar un asidero de esperanza, como hago siempre, para no caer en la red oscura del pesimismo.

Este es el incendio más difícil que Cuba ha enfrentado en su historia. // Hace unas pocas horas llegó otro equipo necesario, ya listo en estos momentos para el combate. Varios son los aviones que desde México y Venezuela han llegado acá. Como una sola fuerza trabajan equipos de nuestros países.
Ayer me emocionaba leyendo sobre la donación de medicamentos para quemados, enviada por un médico de Ghana, un médico graduado en Cuba. Y así hay mil historias parecidas, actos de profundo amor. A ellos me aferro.

Mi pensamiento para las familias de los bomberos desaparecidos y el fallecido, para los heridos, para todos los que allí están. Mi cielo es azul ahora, pero es como si estuviera bajo un cielo rojo, el de Matanzas. Mi abrazo. Mi esperanza. Venceremos. Lo sé.

Autor: Teresa Melo

Tomado de La Pupila Insomne

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: