Deja un comentario

¿Dónde se puede ser terrorista sin ser condenado?

Quienes se toman el derecho de confeccionar listados de países patrocinadores del terrorismo, acogen, apoyan y respaldan a terroristas con una larga hoja de crímenes, a pesar de que el Buró Federal de Investigaciones- FBI- posee todas las pruebas necesarias para condenarlos, pero las decisiones políticas demuestran que cuando esos actos terroristas y asesinatos son contra el pueblo cubano, los protegen y permiten que hagan y deshagan.

Centenares de documentos secretos del FBI ya desclasificados, demuestran de lo que son capaces las autoridades yanquis para derrocar a la Revolución cubana, incluso violando sus propias leyes federales, algo que desconocen los ciudadanos de ese país porque la gran prensa no puede hablar de eso.

Uno de esos informes del FBI caracteriza a los grupos contrarrevolucionarios, integrados por emigrados cubanos radicados en Miami, quienes durante 60 años mantienen acciones terroristas al amparo de políticos, que hacen carrera con aquellos que tienen las manos manchadas de sangre de inocentes y se auto titulan “luchadores por la libertad”.

Dicho documento fechado el 16 de agosto de 1978, expone textualmente los siguiente:

Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Buró Federal de Investigaciones. Miami, Florida.

Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU)

Temas de neutralidad – Cuba (Anti-Castro)

La Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU) es una organización de pantalla terrorista anti Castro, integrada por cinco grupos anticastristas que se unieron el 11 de junio de 1976 en la República Dominicana, bajo la dirección del Dr. Orlando Bosch.

Los cinco grupos terroristas anticastristas representados en la reunión del 11 de junio de 1976, fueron: Acción Cubana, Movimiento Nacionalista Cubano, Frente Nacional de Liberación Cubano, Asociación de Veteranos de la Brigada 2506 de Bahía de Cochinos y Movimiento 17 de abril.

Acción Cubana es un grupo encabezado por Orlando Bosch Ávila, doctor en medicina cubano exiliado, anteriormente juzgado y absuelto en una Corte Federal de Miami, por cargos de extorsión. En 1968, fue condenado en una Corte Federal por poner bombas en barcos y sentenciado a 10 años de prisión y liberado bajo palabra en diciembre de 1972.

En junio de 1974, Bosch admitió haber enviado paquetes de explosivos a las embajadas cubanas en Lima, Perú, Madrid, España, Ottawa, Canadá y a Buenos Aires, Argentina. Actualmente Bosch está en la cárcel en Caracas, Venezuela, preso en relación a una investigación de ese gobierno por la explosión el 6 de octubre de 1976 de un avión de la línea aérea Cubana de Aviación, en el cual murieron 73 personas.

Fuentes, cuyas identidades no se revelan aquí, han brindado información confiable en el pasado, excepto donde se haga notar de otra forma.

Este documento no contiene ni recomendaciones ni conclusiones del FBI. Es propiedad del FBI y se le presta a su agencia. Éste y su contenido no se deben distribuir fuera de su agencia.

Movimiento Nacionalista Cubano es una organización de derecha que se adjudicó los actos de violencia en Estados Unidos y Canadá durante mediados de los 1960s.

Frente de Liberación Nacional Cubano es una organización terrorista cubana del exilio la cual se formó en octubre de 1973, cuando varios líderes de diferentes grupos participaron en un ataque en el mar contra un barco de pesca del gobierno de Cuba. El FLNC ha reclamado el crédito por alrededor de 25 actos de terrorismo.

Asociación de Veteranos de la Brigada 2506 de la Bahía de Cochinos, compuesta por participantes en la invasión a Cuba por Bahía de Cochinos en 1961. La organización tiene aproximadamente 1,500 miembros y la mayoría de ellos están inactivos.

El 5 de mayo de 1977, la fuente MM T-1 quien ha brindado información confiable en el pasado, expresó:

“Ha habido muchas conversaciones entre los exiliados cubanos que están asociados al CORU, respecto a misiones contra Cuba y/o países que mantienen relaciones comerciales con Cuba, por cubanos exiliados.  Esos cubanos exiliados exponen que, en 17 años de intentos de hacer caer del poder a Fidel Castro en Cuba, con diferentes tipos de misiones, todas han fracasado en debilitar a Castro en Cuba. Además, el apoyo financiero para los exiliados cubanos se ha vuelto un problema. Esto ha surgido por una preocupación entre la comunidad exiliada cubana que, contribuir con grupos terroristas automáticamente los asociará con el terrorismo a los ojos de las agencias policiales.

Algunos de los activistas del exilio cubano, que realmente han llevado a cabo misiones, han detenido las operaciones temporalmente, para poder reexaminar sus capacidades, la penetración de los grupos de activistas por las autoridades y sus recursos. Esto es además de la postura de Estados Unidos hacia la normalización de relaciones con la Cuba comunista, lo cual puede darles a los exiliados cubanos una oportunidad de llevar a cabo misiones contra Castro desde dentro de Cuba. Algunos cubanos exiliados piensan que esto puede brindar un método más exitoso de derribar al régimen comunista de Fidel Castro en Cuba.

El informe detalla los planes de asesinatos y acciones terroristas incluso dentro de Estados Unidos, a partir de informaciones de agentes del FBI infiltrados en esos ambientes, quienes reportaban sobre la actuación de los cubanos del llamado “exilio” y se demuestra como esos grupos trabajan para evitar un acercamiento de Estados Unidos, al exponer:

Estados Unidos está provocando a la comunidad del exilio cubano, al abrir vías de beneficio económico para Cuba, tales como movidas fuertes congresionales para suavizar las restricciones de comercio y viajes de turismo”.

“La inteligencia cubana está actualmente reunida en Mérida, Yucatán, México, el punto intermedio de una propuesta ruta de viajes turísticos entre Estados Unidos y La Habana, y el vuelo sería de una línea aérea mexicana desde Estados Unidos a Mérida a La Habana. Frank Castro expresó que ese avión debe ser saboteado para causar temor a cualquiera que intente viajar a Cuba como turista”.

Igualmente, se comprueba que el Movimiento Nacionalista Cubano y la Brigada 2506 fueron reintegrados a las acciones del CORU en 1978.

Otro aspecto fue la organización de la fuga de Orestes Ruiz, de una cárcel en México y el aporte financiero que hicieron varios médicos cubanos radicados en Miami.

El documento es amplio y permite comprobar como el FBI posee informantes es esos grupos, conoció anticipadamente de sus planes y actividades, sin ejecutar acciones legales contra ellos. Todos los participantes en dichos actos terroristas viven o murieron plácidamente en Estados Unidos, sin pagar por sus crímenes.

Los mencionados en este informe son:

Orlando Bosch Ávila, Orlando “Bebo” Acosta, Francisco “Frank” Castro, Felipe Rivero Díaz, Gaspar Jiménez, José Colmenares, Antonio “Tony” Calatayud, Orestes Ruiz, Modesto Mora, Martiano Orta, Joaquín Fontana, Aurelio Echezarreta, Gustavo Villoldo, José “Pepe” Gómez, Luis Posada Carriles, Armando López Estrada, Pedro Gil, Cristóbal González Mayo, Carlos F. Dominicis, Harry “El policía” Farrel, José Tenreiro, “El chino” Esquivel, Porfirio Bonet, Rafael Villaverde, Lilia Estévez, Martha Masson, Roberto Carballo, Ricardo Morales Navarrete.

Raúl Cabrera, Alvin Ross Díaz, Raciel Rodríguez, María Eugenia Vidaña, Alfredo Menocal, Guillermo Novo Sampoll, Félix Egüés, Orlando Atienza, Rafael Rodríguez, Ramón Rodríguez, Ángel Álvarez, fiscal por la ciudad de Miami, Florida, dedicado al financiamiento de actividades para la organización del CORU.

Secundino Carreras, Sixto Arce, Rafael Pérez Oreste, Antonio “Tony” Muñiz, Rafael Pérez Oreste, Rogelio López Ávalo, Luis Crespo, Juan Pérez Franco, Néstor Izquierdo, Ramiro de la Fe, Reinol González, Sixto Arce, Antonio Muñiz, Osvaldo Bencomo, Reinol Rodríguez.

Roger Hernández, Fiscal; Eladio Valdés, Orestes Pérez, Tomas Dalmau, Juan Isidro, Julio Amador, Eduardo Espinosa, Pedro Hernández, Israel Romero. Miguel Isa, Humberto lopez padre, José Yeber, Cristóbal González Mayo, Manuel Campos, Diego Medina, Armando Fleites, Ramón Barquín, Castulo Feraud, Rafael Aloma Sabas, Eladio Valdés, Bienvenido Cueto y Celedonio Puerto.

En la actualidad alguna de esas organizaciones y otras nuevas, actúan con la misma impunidad y planifican acciones similares, que tienen encadenada la política de Estados Unidos hacia Cuba.

Por eso José Martí afirmó:

Viví en el monstruo y conozco sus entrañas.

Autor: Arthur González.

Tomado de El Heraldo Cubano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: