Deja un comentario

El vejaminoso racismo

Foto: Tomada de Cubasi.cu

¿Qué derecho tiene una multitud de vejar a un atleta que se entrega animoso para proporcionarle satisfacción y entretenimiento? En sociedades avanzadas –en las cuales la cultura es alta y el conocimiento desbroza el camino hacia adelante– son menos comprensibles y aceptables las agobiantes e irrespetuosas manifestaciones de racismo.

Hoy, en múltiples deportes, los jugadores negros son estrellas que enaltecen el espectáculo, brillan por su talento y su manera única de expresarse en el terreno. Entonces, molesta a una parte de los fanáticos que el brasileño Vinícius Junior llegara exitoso al fútbol del Real Madrid, a los 18 años, y desee celebrar sus goles con unos pasillos de samba, un baile tan popular en su Brasil.

Recientemente, una parte importante de los simpatizantes del Atlético de Madrid, concentrados en el estadio Cívitas Metropolitano, para presenciar el partido contra el elenco del sudamericano, antes del comienzo del encuentro gritaban un intolerable cántico racista que irrumpía así en el ambiente: «Eres un mono, Vinícius eres un mono». Otros dijeron «que si quería bailar samba se fuera al sambódromo en Brasil».

Lejos de retraerse o atemorizarse por la escalada de los improperios, el joven futbolista les ripostó decidido a sus agresores: «Mientras el color de la piel sea más importante que el brillo de los ojos, habrá guerra. Esa es la actitud y la filosofía que intento poner en práctica en mi vida. Dicen que la felicidad molesta a algunos. La felicidad de un negro brasileño victorioso en Europa, molesta muchísimo más».

«Vengo de un país donde la pobreza es muy grande, donde la gente no tiene acceso a la educación… y en muchos casos ni comida en la mesa. Dentro y fuera del campo. He desarrollado acciones para contribuir a la educación de los niños en las escuelas públicas sin ayuda financiera de nadie. Estoy haciendo también una escuela. Haré mucho más por la educación. Quiero que las próximas generaciones estén preparadas –como yo– para luchar contra los racistas y los xenófobos».

Esa es la respuesta, con mucha de la verdad de este mundo.

Autor: Alfonso Nacianceno | nacianceno@granma.cu

Tomado de Granma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: